Redacción BLes– La Corte de Vigilancia de Inteligencia Extranjera ha descubierto que el FBI continúa violando las reglas que buscan proteger la privacidad de los estadounidenses, acorde a lo revelado por James Boasberg, Juez presidente del tribunal FISA.

El fallo fue emitido en diciembre pero terminó siendo desclasificado el viernes luego de haberse revisado distintos correos electrónicos que fueron compilados sin una orden judicial.

Según detalla Just The News, a través de una auditoría que se llevó a cabo en julio del 2019, se encontraron 87 casos en los que el FBI consultó pruebas “sin procesar adquiridas por FISA”, lo que significa que los agentes se arriesgaban a violar la privacidad de los estadounidenses sin una base legal.

“Todavía parece haber violaciones generalizadas del estándar de consulta por parte del FBI”, concluyó Boasberg, citando ejemplos en los que se buscaron registros de la NSA por razones innecesarias o ilegales.

Boasberg también mencionó la preocupación causada por un conjunto de registros que involucraba a 16.000 personas, rechazando el argumento del FBI de que eran necesarios y legales.

El fallo que fue resumido en un elaborado documento de 83 páginas, fue parte de un proceso de certificación regular para el uso de técnicas de vigilancia habilitadas por la Sección 702 de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA).

Como señala Fox News, dichas técnicas incluyen un programa de vigilancia sin orden judicial, lo cual habilita al gobierno a recopilar llamadas telefónicas y correos electrónicos de ciudadanos que estén en el extranjero.

Pese a que la vigilancia apuntaba solo a quienes están en el extranjero, se reportó que las búsquedas realizadas por el FBI no tenían como finalidad devolver la información de inteligencia extranjera o las pruebas de un delito, que son los requisitos reglamentarios para el uso de la base de datos por el FBI.

El pasado 1 de septiembre, el Departamento de Justicia anunció que se implementarán reformas en el FBI en respuesta a las acusaciones de varios errores que ha cometido la oficina, así como las acusaciones sobre varios errores cometidos durante la campaña presidencial de Donald Trump en 2016.

Según Reuters, el fiscal general William Barr emitió dos memorandos que describen algunos cambios que se implementarán en el FBI, uno es la creación de una oficina de auditoría interna que será lo suficientemente rigurosa en el seguimiento de sus actividades.

El otro memo especifica que para que el FBI pueda monitorear las comunicaciones de un candidato electo, campaña política o funcionario público, el director primero debe presentar una solicitud ante el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA), que también debe cumplir con ciertos requisitos.

“Las reformas adicionales anunciadas hoy, en las que trabajamos en estrecha colaboración con la Oficina del Fiscal General, se basarán en los esfuerzos del FBI para reforzar su programa de cumplimiento”, dijo el director del FBI, Christopher Wray, en un comunicado.

César Munera – BLes.com