Redacción BLes– El secretario de salud y servicios humanos de Estados Unidos, Alex Azar, en una entrevista con Fox News, advirtió que los médicos en los hospitales no están usando dos tratamientos efectivos contra el virus PCCh aún cuando parece haber una necesidad ante el aumento de hospitalizaciones y aparentes mutaciones de la enfermedad.

Los dos tratamientos a los que el secretario hizo referencia son Regeron del laboratorio Eli Lilly y Remdesivir de Gilead. Regeron es un coctel de anticuerpos mientras que Remdesivir es una medicación antiviral que se desarrolló para combatir el virus del Ébola. El presidente Trump tomó ambos medicamentos durante su breve hospitalización por virus PCCh.

“Tenemos el Regeron de Eli Lilly y el Remdesivir de Gilead. No se están usando lo suficiente, y no se están usando lo suficientemente pronto en el curso de la enfermedad”, dijo Azar. “Tenemos un superávit de estos productos que no se están usando”.

Cuando en lugares como el Reino Unido encontraron nuevas cepas de virus PCCh y las hospitalizaciones aumentaron, el secretario expresó su preocupación de por qué estos tratamientos alternativos no tienen suficiente ‘popularidad’ entre los médicos y los hospitales, siendo que su efectividad ha sido comprobada con certeza.

Le recomendamos:

“Lo que necesitamos, sin embargo, y esto es para los televidentes y los médicos que nos observan, es que si tienes más de 65 años, o si eres comórbido y tienes un riesgo de complicaciones severas o de hospitalización, hables con tu médico después si te da positivo el resultado y le preguntes si te pueden poner estos medicamentos”, instó, “porque pueden ayudar a prevenir la hospitalización, consecuencias severas, o en el caso de Remdesivir, ayudar a acortar tu estancia en la hospitalización”.

No es la primera vez que algo aparentemente positivo para la humanidad no es promovido o directamente es censurado por los “expertos” de los medios de comunicación o por las autoridades de salud pública.

Otro ejemplo fue el uso de la hidroxicloroquina la cual fue demonizada por los “expertos” y por las autoridades cuando se supo de su existencia.

El Dr. Harvey Risch de la prestigiosa universidad de Yale dijo que ‘la evidencia es abrumadora’ de que a los pacientes que se los trata en la etapa temprana con la hidroxicloroquina, reduce sustancialmente el riesgo de hospitalización y la mortalidad.

Risch resaltó que “ha habido una campaña de desinformación masiva que se extiende desde el gobierno hasta los medios de comunicación, que está suprimiendo este mensaje o lo está contrarrestando con un mensaje falso”.

Una médica clínica y activista de Médicos por la Verdad, la Dra. Mariana Colombres Garmendia, al consultarle sobre cuál podría ser la razón detrás de este esfuerzo de censura, expresó que quizás existe una oposición a la hidroxicloroquina por parte de las grandes farmacéuticas, debido a que este compuesto es sumamente económico y fácil de conseguir.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com