Redacción BLesLuego de años de planificación y de retrasos en la inauguración, finalmente el jueves 30 abrió sus puertas el Museo de la Academia de Cine de Los Ángeles. Entre los que financiaron el proyecto que tuvo largos años de retrasos y contratiempos, se encuentra el Grupo Wanda, vinculado con el régimen comunista chino. Acerca de los vínculos del Museo con un régimen que ejerce censura y cometer violación a los derechos humanos, el medio Breitbart dijo que no respondieron sus preguntas.

El conglomerado de medios chino Dalian Wanda Group le donó 20 millones de dólares para ayudar a financiar la construcción del museo, y a cambio los responsables del museo cedieron los derechos de denominación de las galerías al grupo con estrechos vínculos con el Partido Comunista chino (PCCh).

Los 20 millones de dólares que Wanda le donó a la institución es una de las más grandes que ha recibido el museo, incluso mayor a la que le dieron los gigantes de Hollywood, como Netflix, Warner Bros y NBCUniversal.

El PCCh, a través de muchas compañías chinas, ha logrado tener cada vez mayor influencia en el negocio del cine, como es el caso del multimillonario Wang Jianlin, fundador y presidente de Wanda, quien es miembro del PCCh.

Así es que con dicha influencia, también tiene el poder de censurar lo que crea conveniente.

Uno de los ejemplos que cita el medio, es el caso de la censura que sufrió la palabra “Moisés” en el título de la película “Moisés en la llanura”, la cual se cambió por “Fuego en la llanura”. 

También, las películas con contenido en contra del comunismo, las favorables a las protestas democráticas de Hong Kong, y las películas de cineastas taiwaneses, son algunos otros ejemplos de las que se encuentran en la lista del PCCh para ser prohibidas.

Respecto de esta censura que lleva adelante el PCCh en la industria del entretenimiento, el senador Cotton declaró durante una entrevista en marzo, que el PCCh está proporcionando grandes sumas de dinero en efectivo a los estudios de Hollywood para imponer un relato pro-comunista y pro-china.

“¿Cuándo fue la última vez que vio a un chico malo chino en una película?” señaló Cotton al entrevistador, y continuó: “En la Guerra Fría, los comunistas rusos siempre fueron los malos. Pensaríamos que los comunistas chinos proporcionarían un buen forraje para Hollywood, pero nunca lo ves”.  

También Cotton había dicho en un discurso en el Instituto Reagan en febrero, “Necesitamos vencer a este imperio maligno y consignar a los comunistas chinos, al igual que a los bolcheviques, al montón de cenizas de la historia”.

No obstante la censura artística que lleva adelante el régimen chino, no es lo que reviste mayor gravedad. Más preocupante y condenatorio son los hechos aberrantes que comete contra los derechos humanos, como el genocidio contra minorías étnicas y religiosas, entre ellos, los uigurs y los practicantes de Falun Dafa.

Según menciona Breitbart, el Museo no ha respondido sus preguntas dirigidas a saber si la donación millonaria de Wanda venía con alguna condición y si permitirían la censura del PCCh.

Alguna de las preguntas formuladas por el medio fueron:

“Dada la donación de 20 millones de dólares de Wanda, ¿les preocupa a los dirigentes del museo que se les asocie con un partido que habitualmente censura y prohíbe películas?”

“¿Cuál es la posición del museo respecto a la censura cinematográfica que practica China?”

Acorde al informe, la construcción del museo ha costado 482 millones de dólares.Entre los grandes donantes se encuentra el multimillonario Haim Saban, que donó 50 millones de dólares, el multimillonario David Geffen quien aportó 25 millones de dólares, y Steven Spielberg y Jeffrey Katzenberg, con 10 millones de dólares cada uno. 

La gala inaugural que se llevó a cabo el sábado, incluyó la presencia de Lady Gaga, Nicole Kidman, Benedict Cumberbatch, Cher, Katy Perry, Jennifer Hudson, Eva Longoria y Sophia Loren.

Vanesa Catanzaro – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.