Redacción BLes – Lamont Thomas, de Buffalo (Nueva York, EE. UU.), ha dedicado las dos últimas décadas a mejorar la vida de los niños. Su decisión de adoptar a 5 hermanos, sin embargo, ha sido considerado como algo sorprendente.

Durante sus primeros años de existencia, millones de niños de todo el mundo sufren un cuidado indiferente o, como mínimo, crecen sin experimentar lo que es estar bien nutrido.

El viaje de Thomas comenzó en el año 2000, cuando decidió que el objetivo de su vida era ayudar a sus amigos. “Al principio, ayudaba a unos amigos. Habían perdido a su hijo en el camino. Seguí adelante, obtuve la certificación y me convertí en padre de acogida. Desde entonces no he dejado de hacerlo”, dijo a Good Morning America (GMA). Thomas ha criado a más de 30 jóvenes. Actualmente tiene diez hijos adoptivos y dos biológicos.

Michael Thomas, de 27 años, dijo que fue el primer niño que Thomas acogió. “Fue mi tercer hogar de acogida y acabó siendo mi hogar para siempre”, añadió.

Los hijos mayores de Thomas han crecido y han formado sus propias familias. Sin embargo, él no detuvo su misión. Tras salir de su retiro, Thomas se ocupó del caso de Zendaya, de 5 años, Jamel, de 4, Nakia, de 3, Major, de 2, y Michaela, de 1. Dijo que una vez acogió al padre de los cinco niños. Cuando Thomas se enteró de que necesitaban una familia, se volvió a certificar y solicitó la acogida con la intención de adoptarlos.

Thomas dijo a GMA que pensaba que los niños habían sido abandonados. Los llevaron a “cuatro hogares diferentes, a cuatro ciudades distintas. Estuvieron separados durante más de un año y medio”, dijo.

Aunque no fue fácil, Thomas intentó reunir a los cinco hermanos y cuidar de ellos durante dos años. “Luchaba por contener las lágrimas”, declaró el día de la adopción. “Cada día que pienso en ello se me hinchan los ojos. Todo lo que soportamos para que esto ocurriera, fue algo”.

“Me aportan una nueva energía. Son niños adorables, muy cariñosos. Merecen ser criados como hermanos, y esa fue mi lucha”, continuó diciendo.

También le recomendamos: La contundente respuesta de Vladimir Putin cuando le preguntaron sobre Dios

Ad will display in 09 seconds

Michael Thomas expresó su incredulidad por el hecho de que su padre haya comenzado de nuevo el proceso de cuidar a los niños. “Lamont ha sido un salvavidas para mí. No sería la persona que soy hoy si Lamont no hubiera entrado en mi vida”, dijo, expresando su agradecimiento.

Cuidar de los niños era la “llamada de Dios” de su padre, añadió.

Tras compartir su experiencia, Thomas creía que más personas se sentirían inspiradas para adoptar o ayudar a niños por su cuenta, ya que todos los niños merecen un hogar con amor. “Quería marcar la diferencia haciendo una diferencia, y me encanta lo que hago”, dijo.

Amy Laurence – BLes.com