Redacción BLes– El multimillonario Mike Bloomberg gastará 16 millones de dólares para pagar multas y honorarios de casi 32 mil delincuentes condenados en Florida. El objetivo del dirigente demócrata es que estas personas, de origen negro e hispano, voten por Joe Biden en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Según un proyecto de ley promulgado por el gobernador republicano del estado, Ron DeSantis, y ratificado por la justicia a comienzos de este mes, los delincuentes deben pagar todas las multas, restituciones y otras obligaciones financieras legales antes de que sus sentencias se consideren cumplidas en su totalidad y que, por ende, se les permita participar en la votación.

El estado de Florida, que dispone de 29 votos electorales, puede jugar un rol crucial en las elecciones que disputarán el actual mandatario Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden.

Hace cuatro años, Trump superó por poco en Florida a la nominada demócrata, Hillary Clinton, y actualmente la legislatura local cuenta con mayoría republicana. Es por eso que la campaña de Biden y los dirigentes demócratas están invirtiendo enormes sumas de dinero en el estado del sureste del país.

“Sabemos que para ganar Florida tendremos que persuadir, motivar y añadir nuevos votos a la columna de Biden”, reconoce un memorándum de Bloomberg lanzado para justificar el apoyo del dirigente a los casi 32 mil condenados por delitos graves.

“Esto significa que tenemos que explorar todas las vías para encontrar los votos necesarios cuando tantos votos ya están determinados”, añade el comunicado citado por The Washington Post.

Asimismo, el texto reconoce que Biden estaba obteniendo peores resultados en la población cubanoamericana que Hillary Clinton en 2016.

Bloomberg, quien inicialmente se había postulado para representar al Partido Demócrata en la campaña presidencial, había anunciado días atrás que invertiría 100 millones de dólares en Florida en su esfuerzo para que Biden sea elegido.

El nuevo aporte para pagar las deudas de los delincuentes del estado, asignado a la Coalición para la Restauración de los Derechos de Florida, es una suma separada.

La campaña de Biden en Florida no ha estado exenta de polémica con cuestionamientos entre distintos sectores cercanos al exvicepresidente de Barack Obama por no llegar con suficiente fuerza a la comunidad latina.

Tanto el presidente Trump, que busca la reelección, como Joe Biden, han visitado Florida en las últimas semanas  buscando captar el voto del estado que promete estar sumamente disputado.

Miguel Díaz– BLes.com