Redacción BLes– El gobernador Greg Abbott (republicano de Texas) anunció el lunes 9 de agosto nuevas estrategias para hacer frente al aumento del COVID-19 en el estado.

Según su comunicado de prensa del lunes, la preparación del sistema sanitario del estado fue una de las primeras medidas que tomó Abbott,

El gobernador decidió buscar personal médico de fuera del estado para que se incorpore a los centros sanitarios de Texas y ayude en las operaciones de COVID-19. Encargó al Departamento de Servicios Sanitarios del Estado de Texas (DSHS) que le ayudara en el proceso.

También quiso que los hospitales del Estado de la Estrella Solitaria “pospongan voluntariamente los procedimientos médicos cuyo retraso no suponga la pérdida de vidas o el deterioro del estado del paciente”. Abbott dijo que había escrito una carta para pedir a la Asociación de Hospitales de Texas que le ayudara a cumplir la tarea.

Según el Texas Tribune, su medida fue menos rigurosa que el verano pasado, cuando prohibió las cirugías electivas en más de 100 condados hasta septiembre.

Impulsar la vacunación también formaba parte de su plan. El Gobernador siempre había confiado en las vacunas como una defensa fundamental contra el virus del PCC (Partido Comunista Chino). El lunes, Texas informó de que el 45,74% de sus residentes estaban totalmente vacunados.

Le recomendamos: ¿BILL CLINTON le PRESTÓ su speech a CUOMO? Esto dijeron para DEFENDERSE de acusaciones de 4BUSO

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

“El Gobernador también está dando instrucciones al TDEM y al DSHS para que aumenten la disponibilidad de la vacunación en todo el estado y anima a todos los tejanos a vacunarse contra el COVID-19”, decía el comunicado.

“Los tejanos pueden ayudar a reforzar nuestros esfuerzos vacunándose contra el COVID-19. La vacuna COVID-19 es segura y eficaz, y es nuestra mejor defensa contra este virus”, escribió el gobernador republicano.

Las nuevas estrategias de Abbotts no mencionaban ninguna máscara ni mandato de vacunación. En su lugar, firmó una orden ejecutiva en la que declaraba que Texas dejaría las opciones a las referencias personales a finales de julio.

El rastreador de COVID-19 de la Universidad Johns Hopkins reveló que Texas tenía una media de 7 días de nuevas infecciones por el virus PCCh de 12.355 casos, con una media de 7 días de muertes de 47.

El estado también informó de que miles de inmigrantes ilegales positivos al Virus PCCh fueron liberados en su territorio, pero no está claro si contribuyeron a la considerable cifra.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.