Redacción BLes – El lunes 22 de junio, el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, retiró los comentarios que hizo más temprano respecto a un supuesto fin del acuerdo comercial con China, afirmando que sus comentarios habían sido puestos “fuera de contexto”.

El funcionario indicó que lo dicho en realidad no tenía nada que ver con el acuerdo comercial fase uno firmado en el mes de enero, sino que era en referencia a la falta de confianza que hay en el Partido Comunista Chino. Como señala Reuters, los comentarios de Navarro provocaron un desplome en las acciones y el yuan.

Durante una entrevista con Fox News, Navarro expresó que el ‘punto de inflexión’ respecto a la relación con China se había producido luego de que Estados Unidos se enterara de la propagación del virus PCCh (Partido Comunista Chino) justo después de que una delegación China abandonara Washington tan pronto como fue firmado el acuerdo comercial el 15 de enero.

“Fue en un momento en que ya habían enviado a cientos de miles de personas [chinas] a este país para propagar ese virus, y fue solo unos minutos después de que el avión despegó cuando comenzamos a escuchar sobre esta pandemia”, declaró Navarro.

En cuanto al acuerdo comercial el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, reiteró a través de su cuenta de Twitter que estaba “completamente intacto”, y añadió: “Esperemos que continúen cumpliendo con los términos del acuerdo”.

El principal asesor económico del presidente Trump, Larry Kudlow también rectificó el malentendido en torno a lo que dijo Navarro, haciendo mención del negociador comercial, Bob Lighthizer, quien aseguró que el acuerdo comercial iba bien.

De acuerdo con Bloomberg News, los funcionarios chinos han insistido en que tienen la intención de cumplir el acuerdo, lo que implica aumentar las importaciones de los EE. UU. En un total de $ 200 mil millones durante dos años.

Sin embargo hoy martes el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Zhao Lijian, rechazó los comentarios de Navarro, afirmando que “siempre miente y no tiene honestidad ni confiabilidad”.

Paralelamente dijo que frente al acuerdo comercial, la postura de China “ha sido consistente y clara”.

Según Reuters, las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China duraron más de dos años, aumentaron los aranceles sobre los productos chinos por $ 370 mil millones, sacudieron los mercados financieros y abolieron el crecimiento global antes de la recesión económica internacional causada por el virus del PCCh o coronavirus.

Si bien los acuerdos alcanzados entre China y Estados Unidos determinaron que el país asiático aumentaría las compras de bienes estadounidenses, las irregularidades causadas por la pandemia provocaron una caída en las exportaciones de bienes estadounidenses a China en el primer trimestre, dejando de por medio un mayor desafío para la administración Trump.

Desde que la pandemia se propagó por el mundo desde la ciudad de Wuhan y desencadenó un cierre en la economía de los Estados Unidos, las relaciones entre ambos países han alcanzado su punto más bajo, además, debido al mal manejo de la información sobre el brote del virus, la administración Trump ha acusado reiterativamente al régimen chino de no ser transparente.

Le puede interesar:

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.