Ginés González García en una entrevista para TN admitió que la prohibición de las personas que querían salir a hacer actividad física al aire libre fue más una cuestión de imagen que de prevención.

No conforme con las declaraciones erróneas que ha dado Ginés González García desde el inicio de la pandemia, el ministro estrella de Alberto Fernández lo volvió a hacer. Esta vez al admitir que la prohibición de las personas que querían salir a hacer ejercicios al aire libre fue más una “cuestión de imagen” que de prevención ante los contagios del coronavirus.

“Por supuesto que el riesgo es bajo en los ‘runners’ salvo que lo hagan como fueron los primeros días, que fue un desastre, que iban todos juntos. Después de eso, también tenía una gestualidad. Obviamente tenemos muchas precauciones también en lo gestual”, reconoció Ginés en una entrevista al canal de noticias TN.
“No es bueno ver” a personas corriendo o realizando algún tipo de actividad física cuando otras provincias se restringieron al máximo para evitar los contagios, según el criterio del encargado de la salud pública argentina.

“También el entrenamiento del fútbol es posible en los jugadores de élite. Pero el efecto gestual sobre los que quieren jugar al fútbol o los que quieren correr que están en otras jurisdicciones, sobre todo en el conurbano, no es bueno ver una vida de ese tipo. Lo dijimos de esa manera, creemos que el efecto gestualidad es más que la razón técnica del contagio, que algo hay y también tiene que ver con cumplir y hacer cumplir. Tenemos que tratar en estos días de hacer bien las cosas”, dijo González tratando de enmendar su polémica opinión.

Sobre el fin de la cuarentena, Ginés decidió evadir la pregunta y responder que no puede haber certeza en este tema ya que es una pandemia nueva tanto para el mundo como para la Argentina.

También recalcó que el país se encuentra entre los tres mejores países de Latinoamérica que ha sabido enfrentar el coronavirus, aunque no especificó de donde provinieron estos datos.

“No lo sé, no me gusta macanear, nadie lo sabe; todos los que en el mundo dijeron que era ‘el último esfuerzo’ tuvieron que empezar de nuevo, como China, Corea o Japón. Es un virus nuevo, no sabemos mucho, está teniendo comportamientos no esperados”, expresó.
Aunque la Argentina ya roza los 60.000 contagios y supera la barrera de los 1.000 muertos, el ministro, que hace unos meses aseguró que el coronavirus no llegaría a la Argentina, calificó la gestión del gobierno ante la pandemia como “muy buena”.

“Estoy seguro que por algunos aciertos nuestros, por el compromiso de los argentinos y lo que aprendimos de los otros países, somos uno de los tres países de América que tuvo menos consecuencias. La estrategia nuestra ha sido muy buena”, admitió.
Según datos oficiales ofrecidos por el Ministerio de Salud, actualmente un 50% de las camas de Unidad de Terapia Intensiva a nivel nacional ya están siendo ocupadas, y la principal franja de edad afectada es de personas que tienen entre 20 y 59 años, siendo la edad promedio 36.

Fuente: La Derecha Diario.