Redacción BLes– El senador Ted Cruz (R-TX) afirmó que Google es la “empresa más peligrosa del planeta”.

Durante una entrevista con Breitbart News, describió los problemas que él mismo había experimentado con la compañía de Alphabet Inc. y con las redes sociales Twitter y Facebook en lo que respecta a la interferencia que estas empresas habrían realizado en las elecciones de Estados Unidos.

Cruz describió al famoso buscador como la “mayor amenaza” que enfrenta el país para tener “elecciones libres y justas”.

“Creo que sin lugar a dudas Google es la empresa más peligrosa del planeta”, afirmó el senador el sábado por la mañana, luego de un acto de campaña para las elecciones de segunda vuelta al Senado en Georgia.

“Google es el más peligroso porque es el más grande por lejos. Es el más poderoso por lejos. Controla la gran mayoría de las búsquedas que realiza la gente”, explicó Cruz, quien ha sido uno de los pocos congresistas que se ha animado a criticar abiertamente a la gran tecnológica.

Como ejemplo, hizo referencia a una audiencia de 2019 en el Subcomité Judicial de la Constitución, el cual él preside. En esa ocasión, invitó al psicólogo Dr. Robert Epstein para discutir las habilidades de manipulación de las grandes tecnológicas.

El senador de Texas dijo que Epstein descubrió que “Google, a través de resultados de búsqueda manipulados, transfirió más de 2,6 millones de votos en 2016 a los demócratas”.

“Y el Dr. Epstein no es republicano. Es un demócrata liberal que votó por Hillary Clinton, pero está indignado de ver ese tipo de abuso de poder. Google es claramente el más peligroso”, afirmó.

Pasando al próximo gigante tecnológico, Cruz afirmó que “Twitter es el más descarado”.

Las declaraciones de Cruz se producen a poco más de una semana que el líder de la mayoría del Senado de EE. UU., Mitch McConnell, republicano, y el líder de la minoría, Chuck Schumer, demócrata, acordaran anular el veto que el presidente Donald Trump, impondría al proyecto de ley de defensa si no protege la libertad de expresión de los usuarios en las redes sociales.

Le recomendamos:

El presidente Trump dijo que impondría el veto en caso de que no se incluya en ese proyecto la derogación del artículo 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, en el que se escudan las grandes tecnológicas para censurar la libertad de expresión de los usuarios.

“La Sección 230, que es un obsequio de protección de responsabilidad de los EE. UU. a las ‘Big Tech’ (las únicas empresas en Estados Unidos que lo tienen, ¡bienestar corporativo!), es una seria amenaza para nuestra Seguridad Nacional e Integridad Electoral. Nuestro país nunca podrá estar seguro y protegido si la dejamos en pie”, había escrito Trump en su cuenta de Twitter a comienzos de diciembre.

“Por lo tanto, si la muy peligrosa e injusta Sección 230 no se termina completamente como parte de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA), me veré obligado a VETAR inequívocamente el proyecto de ley cuando sea enviado al muy hermoso escritorio de Resolución. Recupera América AHORA. ¡Gracias!”, agregó.

El acuerdo de McConnell y Schumer podría implicar traición a la nación y complicidad con las cuestionadas compañías, que imponen su propia narrativa progresista y bloquean la comunicación de quienes difieren de ella.

Las grandes tecnológicas, llamadas también Big Tech, actuaron a favor de los demócratas y del candidato Joe Biden durante su campaña presidencial, al igual que durante las elecciones fraudulentas, causando preocupación entre los congresistas republicanos. 

Al menos nueve miembros y asesores diferentes del equipo de trabajo que armó Biden para una eventual ocupación de la Casa Blanca, trabajaron anteriormente en Facebook, Google o Twitter. 

Además, varios miembros del equipo ya habían trabajado en la administración de Obama antes de unirse a uno de los gigantes tecnológicos y luego volver a ingresar a la política como parte del equipo de Biden.

 Miguel Díaz – BLes.com