Redacción BLes – Una republicana de Georgia quiere impedir que Fauci dirija el país y dar a todos los estadounidenses el derecho a desobedecer las directivas sanitarias.

La representante Marjorie Taylor Greene está preocupada por el hecho de que Anthony Fauci utilice la pandemia para cerrar excesivamente la nación, y cree que es hora de que el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas dimita.

“Fauci ha estado dirigiendo el espectáculo en este país, y ese no es su papel: no se supone que dirija nuestro país”, dijo al programa de podcast Bannon’s War Room.

“Lo ha estado cerrando con sus consejos siempre cambiantes: ‘No te pongas una mascarilla, ponte una mascarilla, ponte dos mascarillas, ponte tres mascarillas, ponte la vacuna, ponte la vacuna otra vez, [y] quizás ponte la vacuna cada seis meses'”, añadió la funcionaria.

Greene culpó a Fauci de crear el caos en todo Estados Unidos con sus estrictas restricciones gubernamentales en respuesta al virus del Partido Comunista Chino (PCCh).

“[Alrededor de] 400.000 pequeños negocios han cerrado, los niños se han quedado en casa y algunos de ellos todavía se quedan en casa y no vuelven a la escuela”, dijo. “Todo está mal y se debe al Dr. Fauci, tenemos que despedir a este hombre y tenemos que avanzar”.

El republicano presentó recientemente la “Ley de despido de Fauci”, que teóricamente podría despedir al demócrata mediante la suspensión indefinida de su salario anual de 434.312 dólares.

“Bloquear toda la financiación federal de su sueldo: así se despide a Fauci. Si se bloquean los fondos federales para el cheque de pago de este hombre, y se le desfinancia, ya no se le pagará por su trabajo”, dijo. “Tenemos 4 millones de empleados federales: él gana más dinero que todos ellos, e [incluso] que el presidente de los Estados Unidos”.

Greene también acusó al Partido Demócrata de intentar convertir a Estados Unidos en un país de estilo comunista mediante la vigilancia del público en general a través de los llamados “pasaportes-vacuna” del Virus PCCh.

Le recomendamos:

Los pasaportes propuestos recompensan efectivamente a los estadounidenses que están vacunados con una variedad de libertades previas a la pandemia como comprar, vender, viajar, asistir a grandes eventos públicos e inscribir a los niños en la escuela

“Se trata de controlar y construir una sociedad más socialista y comunista”, dijo. “Si los demócratas se preocuparan por las vacunas, si se preocuparan por el COVID (Virus PCCh) entonces cerrarían nuestra frontera y no permitirían que los ilegales entraran en nuestro país con tasas de COVID-19 superiores al 10%”.

Su “Ley de No Cumpliremos” promete defender la libertad a través de dar a los individuos el derecho de optar por los pasaportes de vacunación, y tomar acciones legales si son “discriminados en base a su estado de vacunación o cumplimiento de la máscara”.

“Esta no es una cuestión de partido político, [y] es una cuestión en la que el gobierno no tiene que involucrarse”, dijo.

Richard Szabo – BLes.com