Redacción BLes– El conteo de los votos enviados por correo para las elecciones primarias del 4 de agosto en Detroit, resultó tan caótico en el 72% de los 503 distritos electorales de esa ciudad, que la Junta de Escrutadores del Condado de Wayne solicitó la intervención de la secretaria de Estado de Michigan, EE. UU., Jocelyn Benson.

Los trabajadores electorales de Detroit no dieron explicaciones sobre las causas de los desajustes que se presentaron entre la cantidad de votantes registrados y el número de boletas de las urnas supervisadas por la Junta, informó The Detroit News del 24 de agosto. 

Las desviaciones “eran tan inexactas que ni siquiera podemos intentar arreglarlas”, declaró  Monica Palmer, uno de los miembros republicanos del Consejo de Wayne integrado por cuatro personas, quien está encargada de certificar la calidad de los conteos de votos. 

De acuerdo con la norma, cuando se presentan esas discrepancias los votos no son tenidos en cuenta, lo que causa gran preocupación ante la proximidad de las importantes elecciones presidenciales. 

La situación se hace aún más compleja de acuerdo con las declaraciones de Phill Kline, el director del Proyecto Amistad de la Sociedad Thomas More, una entidad nacional sin ánimo de lucro. 

Según Kline, la secretaria de Estado de Michigan, Benson, había incrementado enormemente el uso de los votos por correo a través de varias medidas y disminuido el número de centros de votación en persona, sin asegurarse de proteger la integridad de las boletas de votación, publicó The Michigan Star. 

Asimismo, no se puede asegurar que el votante no sea intimidado o coaccionado, ni ver si el votante previsto es el que está emitiendo la boleta, o lo está suplantando otra persona, para lo cual se requiere la verificación de la firma, agregó  Kline.

También señaló que Benson no tiene el software que dijo que tenía para verificar las firmas que aparecían en las boletas de votación, y no entrena adecuadamente a los trabajadores electorales. 

Por otro lado, Bob Cushman, del Partido Republicano de Michigan, señaló otras irregularidades en el proceso electoral que se realiza en el estado.

Cushman dijo que en varios puntos de votación “habían abierto boletas sin libro de votación”, y que “se habían insertado páginas en varios libros de votación”, además que se dio la orden de abrir las boletas restantes “para su inmediata tabulación sin procesamiento o anotación adicional”, según citó Breitbart. 

Una de las mayores dificultades del voto por correo, o en ausencia, radica en que cada uno de los 50 estados tiene sus propios procedimientos y regulaciones, a falta de un sistema nacional de registro y votación, explica la Fundación Strategic Culture. 

Jose Hermosa – BLes.com