Un proyecto de ley propone la suspensión del sueldo de los senadores de EE. UU., en solidaridad con los estadounidenses que no reciben pago por los efectos económicos generados por el virus del PCCh (coronavirus).

“Si los estadounidenses no están recibiendo el pago, entonces tampoco deberían [recibirlo] los senadores que no apoyan a los trabajadores y a las familias que necesitan ayuda para llegar a fin de mes”, escribió la senadora, Martha McSally, republicana de Arizona quien presentó el proyecto de ley el 24 de marzo.

McSally condiciona la suspensión de los sueldos de los senadores hasta que estos aprueben un paquete de ayuda económica que mitigue el impacto económico causado por la pandemia.

“El Senado debe aprobar este paquete de ayuda ahora para que el dinero llegue directamente al pueblo”, enfatizó McSally.

Una gran cantidad de trabajadores perdieron sus pagos por el cierre de negocios que no pueden atender al público, como una de las medidas de distanciamiento social para disminuir la velocidad de propagación del virus del PCCh.

Los demócratas bloquearon en dos ocasiones la aprobación del proyecto de ley de alivio económico, que se consideró como bipartidista y negociado con anterioridad, impidiendo que los ciudadanos reciban el dinero propuesto como ayuda.

El proyecto de ley contempla pagos directos a la mayoría de los estadounidenses, la ampliación de los beneficios de desempleo y el pago a los trabajadores de la pequeña empresa que no pueden asistir a sus puestos de trabajo.

El virus del PCCh se originó en la ciudad de Wuhan, provincia de Hebei, China, y el régimen comunista chino ocultó durante meses su aparición, impidiendo que se atacara prontamente y propiciando la pandemia que ahora causa miles de muertos y graves perjuicios económicos en todo el mundo.

Por otro lado, este manejo desastroso de un problema de salud que se convirtió en pandemia, motivó a un grupo de legisladores de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos a presentar una resolución bipartidista que condena al régimen chino por los graves errores cometidos.

“La difusión intencionada de información errónea para minimizar los riesgos del virus, la negativa a cooperar con las autoridades sanitarias internacionales, la censura interna de médicos y periodistas y el desprecio malicioso por la salud de las minorías étnicas”, son los cargos contemplados en la resolución contra el régimen chino.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Ad will display in 09 seconds