La Asamblea Legislativa de El Salvador puso fin abrupto a su sesión la noche del jueves (23.04.2020), luego de que el presidente, Nayib Bukele, advirtió de una sospecha del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) en el recinto, que fue abandonado rápidamente por los congresistas.

“El @EICEES [Equipo Interdisciplinario de Contención Epidemiológica de El Salvador] ha detectado significativa sospecha de COVID-19 en el salón azul de la @Asamblea en estos momentos”, escribió Bukele en Twitter.

“Se recomienda el cierre de la plenaria y el auto aislamiento de todos los diputados y personal, mientras se descarta o se confirman los casos sospechosos y sus nexos”, añadió el mandatario.

El mensaje de Bukele se produjo luego que la diputada de izquierda, Yanci Urbina, sufriera un exceso de tos durante una intervención en el pleno.

De inmediato, más de la mitad de los 84 legisladores comenzaron a abandonar el edificio, lo que obligó al presidente de la Asamblea a suspender la sesión y convocó para reanudarla hoy viernes.

La diputada izquierdista, Nidia Díaz, lamentó que el mensaje de Bukele generó un “ambiente de tensión”.

Previo a la suspensión, los legisladores habían superado un veto presidencial a una ley que otorga beneficios para los trabajadores de la salud como el pago de un seguro de vida.

El Salvador, que acumula 8 muertos y 250 casos confirmados de COVID-19, mantiene una cuarentena domiciliar obligatoria desde el 21 de marzo.

Fuente: DW

Le puede interesar: La estrategia del régimen chino para liderar la economía mundial en medio de la pandemia