Redacción BLes – Los disturbios desatados por la muerte del afrodescendiente George Floyd en Mineápolis, Minnesota. EE. UU. desde el 25 de mayo, podrían haber sido financiados por el multimillonario especulador George Soros.

El impacto de los disturbios fue incrementado en violencia y destrucción por la participación de grupos izquierdistas como Antifa y otros, para luego extenderse a decenas de ciudades estadounidenses, gobernadas por demócratas.

El encontrar grandes cantidades de ladrillos estratégicamente ubicados en varias ciudades, y que fueron usados por los agitadores, podrían ser indicio de una cuidadosa planificación de las revueltas.

En el mismo sentido se podrían interpretar las versiones de que los manifestantes fueron pagados, según los testimonios de algunos de ellos, quienes mencionaron que los pagos habían sido hechos por Soros.

“En muchos lugares, parece que la violencia es planeada, organizada e impulsada por anarquistas y extremistas de extrema izquierda, utilizando tácticas similares a las de los antifascistas, muchos de los cuales viajan desde fuera del estado para promover la violencia”, expresó al respecto el Fiscal General estadounidense Bill Barr.

Por su parte la activista política Candace Owens también se refirió al tema en uno de sus tuits. 

“El jefe de policía de Minneapolis acaba de confirmar que muchos de los manifestantes que están quemando la ciudad NO SON DE MINNEAPOLIS”, escribió

“Mi conjetura: Como hizo con Antifa, el demócrata George Soros tiene a estos matones en nómina”, dando por sentado que Soros había financiado a la organización Antifa, el grupo izquierdista calificado como terrorista por el presidente estadounidense Donald Trump.

“Está financiando el caos a través de su Fundación Sociedad Abierta”, preciso Owens.

Como antecedente, Soros, a través de la entidad Open Society Foundations fundada por él, distribuyó al menos 33 millones de dólares durante 2014 a docenas de grupos izquierdistas de EE. UU., cuyos miembros  que se dirigieron de todo el país a los lugares de las protestas ocurridas en el 2015, para promover tareas que aumentaran el impacto de estas.

En uno de los casos, los miembros de numerosas organizaciones izquierdistas financiadas Soros, se trasladaron en buses a Ferguson, Misuri, para agravar aún más el impacto destructivo de los disturbios generados por la muerte de un adolescente afroamericano, causada por un policía blanco. La revuelta se extendió a otras ciudades de EE. UU., según el Washington Times.

Soros ha sido implicado en la intervención política desestabilizadora en muchos países a través de la extensa red de organizaciones y ONG’s financiadas por él. Uno de los ejemplos es la campaña separatista de la región española de Cataluña.

La posible intervención de los grupos financiados por Soros en las destructivas demostraciones acarreadas por la muerte de George Floyd en Mineápolis, ha causado gran revuelo en las redes sociales, calculándose que se registran hasta 500.000 mensajes diarios en su contra.

 Soros también es uno de los mayores donantes de dinero a la campaña del Partido Demócrata de Estados Unidos, además de estar involucrado en los intentos de destitución del presidente estadounidense Donald Trump del cargo.

Asimismo, subvenciona ampliamente causas controvertidas como el aborto, la ideología de género y la legalización de las drogas, en muchos países.

Igualmente, declaró que el régimen chino debería ser el que liderara la creación de un nuevo orden mundial, en una entrevista para Financial Times en 2009.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds