Redacción BLesLa senadora republicana Kelly Loeffler de Georgia, EE. UU., habló con Fox News sobre los proyectos de ley que está patrocinando, los que intentan incentivar a las empresas locales a traer su manufactura al país, además culpó a Beijing de saber del virus y ocultarlo, “tenemos que hacer responsable a China y asegurarnos de que esto no vuelva a suceder”, dijo la senadora.

La senadora de Georgia ha hecho que su misión apunte a que China pague por la crisis del virus PCCh. “China sabía de este virus. No nos avisaron. Nos mintieron y encubrieron y luego negaron haberlo hecho,” sentenció, y agregó “tenemos que hacer responsable a China y asegurarnos de que esto no vuelva a suceder”.

Debido a las medidas de cuarentena que tomó el país, la economía perdió al menos 60 millones de puestos de trabajos y miles de millones de dólares. Y el camino para cerrar esa herida es apostar a una economía doméstica.

Para ello, la senadora Loeffler, una mujer de negocios, transitando su primera gestión política, patrocinó la Ley BEAT China (derrotar a China) que propone dar incentivos impositivos a las empresas americanas que traigan su manufactura de regreso al país. La ley apunta a la industria farmacéutica y de suplementos médicos.

Según la Administración de Comida y Drogas, actualmente los Estados Unidos reciben aproximadamente un 80% de los ingredientes para la industria farmacéutica del extranjero, principalmente de China.

“Por demasiado tiempo, nuestra manufactura se ha trasladado al extranjero, llevándose puestos de trabajo americanos, poniendo en peligro nuestras cadenas de suministro y obligándonos a depender de la competencia”, dijo la senadora Loeffler en la presentación del proyecto de ley.

Y agregó: “La pandemia del COVID-19 nos ha mostrado lo peligroso que es depender tanto de otros países, incluyendo China, para productos críticos y que salvan vidas… Es hora de que incentivemos a las empresas para que traigan esas fábricas y empleos a los Estados Unidos”.

Al tener la manufactura en el país, explicó ella, se crea un ciclo virtuoso que genera más puestos de trabajo, pues una industria necesita de la otra y viceversa.

Loeffler es una partidaria de la política ‘América Primero’ del presidente Trump, pero también se ha involucrado en otros proyectos de ley para sancionar a los funcionarios en Beijing por sus violaciones a los derechos humanos.

El anuncio de este proyecto de ley coincide con la reciente noticia de que la Administración de Trump avanza con certeza en la reforma del programa de visas H-1B, usadas por las grandes compañías estadounidenses para contratar extranjeros con sueldos mucho más bajos y en condiciones más convenientes para el empleador.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com