Redacción BLes– En una nota publicada por el Senador Marco Rubio en Fox News, hizo fuertes declaraciones respecto al candidato demócrata a presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, asegurando que lidera un plan para “llenar la Corte Suprema de jueces de izquierda”. 

Según las fuertes declaraciones del senador republicano Rubio, existe una suerte de plan político, promovido por los demócratas y liderado actualmente por el candidato a presidente Joe Biden, para destruir las instituciones democráticas de los Estados Unidos, con el simple objetivo de poder desarrollar sin inconvenientes su agenda progresista. 

Si bien Biden esquivó responder a la pregunta de si estaría de acuerdo en promulgar una legislación que les permita aumentar el número de jueces de la Corte Suprema para luego llenarla de activistas de izquierda, tampoco lo ha negado. Y llamativamente afirmó que respondería a esa pregunta cuando en el Senado estén votando la incorporación de la Jueza nominada por el presidente Trump, Amy Coney Barrett.

“Voy a dejar clara mi posición en los próximos días cuando voten a la jueza nominada, ahora tengo que mantenerme enfocado en eso”, respondió Joe Biden cuando Fox2 Detroit le consultó acerca de la posibilidad de promulgar una legislación que amplíe la Corte Suprema.

Según Rubio, quien asegura saber cuál es la respuesta de Biden por más que decida posponerla luego de unos días más, la verdadera discusión que plantean de fondo los demócratas no tiene como objeto impedir que la jueza Barret sea nominada, tampoco por poner trabas al trabajo realizado por los otros dos jueces nominados por el presidente Trump en la Corte. El verdadero plan estaría enfocado en aumentar el número de jueces y llenar la Corte Suprema de magistrados de izquierda.

En función de esta sospecha es que el Senador Rubio presentó en marzo de 2019, una legislación constitucional que limita a nueve la cantidad de miembros de la Corte Suprema de los Estados Unidos, la idea era mantener el mismo número de escaños que ha tenido desde 1869. Curiosamente ningún senador demócrata apoyó la iniciativa republicana. 

Mientras tanto, continúa el agobiante proceso de audiencias a la jueza Barrett antes de la votación en el senado. Los demócratas agotan sus recursos para impedir su nombramiento, a quien ven como una traba para sus intentos de promover leyes anticonstitucionales. 

El líder demócrata de la minoría del Senado, Chuck Schumer, prometió usar “todas las herramientas” para retrasar la nominación de Amy Coney Barrett a la Corte Suprema y comenzó su estrategia asegurando que ante la presencia del virus del PCCh, no es buen momento para confirmar la nominación, debido a los riesgos de reunirse en sesión, según reportó Fox News.

La jueza Barrett es considerada en el ambiente de la justicia como una persona de mente legal brillante, que posee un enfoque justo e imparcial, un temperamento de suma rectitud y un respeto profundo por el estado de derecho y la Constitución de los Estados Unidos. Su nominación ofrece la oportunidad de afianzar una mayoría conservadora en la corte durante los próximos años con el tercer juez nominado por el presidente Trump.

Rubio se mostró realmente preocupado por la “amenaza liberal”, y aseguró que la protección de las instituciones legales es fundamental para continuar con la grandeza y la estabilidad de la nación estadounidense.

También dijo que la problemática no implica solo la destrucción de las instituciones, sino las consecuencias desastrosas que abarcan, a todo lo que le sucedería al país, a la sociedad entera y a su forma de vida.

“Está claro que no quieren llenar la Corte Suprema solo para cancelar los votos de los jueces Clarence Thomas, Samuel Alito, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y pronto Amy Coney Barrett. Quieren llenar la Corte para anular su capacidad de resistir su agenda radical”, aseguró Rubio.

Andrés Vacca – BLes.com