El senador John Kennedy, republicano por Luisiana, solicitó al presidente estadounidense Donald Trump desclasificar documentos usados por el FBI para espiar a un asesor de la campaña Trump en el 2016.

El pedido de Kennedy se produce luego de que el Inspector General del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, encontrara 17 “inexactitudes y omisiones significativas” en las solicitudes hechas por el FBI en uso de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés) para espiar a Carter Page, según The Hill.

“Le pido al presidente Trump que desclasifique todo el expediente para que el fiscal general [William] Barr y el director del FBI [Christopher] Wray puedan entregarlo al pueblo estadounidense”, dijo el senador.

“Si el FBI quiere seguir empleando agentes deshonestos y motivados políticamente, que el público lea todo el informe”, añadió Kennedy de acuerdo con The Hill.

El informe del Inspector General profundizaba en la investigación hecha por los agentes del FBI sobre la intromisión de Rusia, que resultó falsa, de acuerdo con lo asegurado por el investigador especial Robert Mueller.

En este proceso Mueller empleó más de dos años y 32 millones de dólares para concluir que el entonces candidato Donald Trump no actuó en contra de la ética de sus funciones.

Por su parte Kennedy insiste en que se asignen las responsabilidades correspondientes por todas las irregularidades cometidas por el FBI, en este caso.

“Esto tiene que arreglarse. Como mínimo, alguien tiene que ser despedido”, dijo Kennedy en la audiencia del Comité Judicial del Senado, recalcando la necesidad de un cambio cultural al respecto.

El senador Kennedy no es el único que busca que se haga justicia con respecto a las irregularidades cometidas por el organismo de seguridad.

Por su parte el excongresista Trey Gowdy dijo al exdirector del FBI, James Comey, que debería estar usando un uniforme de la cárcel, luego de que los informes mostraran que su comportamiento al mando de la institución estuvo por debajo del estándar establecido en al menos tres ocasiones, en el mismo caso.

“Si estás cambiando e-mails, fabricando, alterando pruebas… lo cual es un crimen… porque quieres conseguirlo… No sólo no tienes ningún negocio como agente del FBI o agente de la ley, sino que probablemente deberías estar usando un mono naranja [uniforme de la cárcel]”, especificó Gowdy en entrevista con Fox News.

El mismo asesor de la campaña republicana que fue espiado por el FBI en el 2016, Carter Page, no se ha quedado inactivo y anunció el 9 de diciembre que había contratado a un equipo de abogados para revisar el informe del inspector Horowitz e implementar una demanda.

José Ignacio Hermosa – BLes

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds