El martes pasado, Kayleigh McEnany, secretaria de prensa de la Casa Blanca, en una de sus conferencias de prensa, recriminó al periódico liberal New York Times por haber publicado una nota atacando a la Dra. Birx, quien forma parte del Equipo de Respuesta al Coronavirus de la Casa Blanca, reportó Fox News.

El artículo del New York Times sugiere que la Dra. Birx es favorecida por la Casa Blanca por siempre mostrarse optimista con los resultados de las medidas tomadas contra la pandemia y estar alineada con la postura o visión del presidente Trump. Mientras que al Dr. Fauci, que en varias ocasiones ha diferido públicamente con el presidente, se lo ha aislado.

En este contraste, los medios principales han encontrado una brecha para explotar: que el presidente Trump solo quiere a aquellos que opinan lo mismo que él. Sin embargo, el hecho de que el Dr. Fauci siga siendo parte del equipo de respuesta a la pandemia, cuando él mismo ha dado entrevistas personales a revistas y medios de comunicación que se oponen férreamente al presidente Trump, justamente desmiente este punto.

Kayleigh McEnany dijo al respecto: “La Dra. Birx es una médica extraordinaria que ha servido a este país, dedicó su tiempo a servir a nuestro país como coronel del Ejército, sirvió como embajadora del PEPFAR donde pasó su vida luchando contra el SIDA y el VIH en el extranjero. Y es terrible, el ataque que vi a ella en el New York Times, que no está basado en ningún hecho”.

La secretaria de prensa sacó una carpeta y se la mostró a los periodistas: “No he visto a nadie analizar los datos como lo ha hecho la Dra. Birx y el ataque a ella fue francamente espantoso y atroz y el New York Times debería estar muy avergonzado de sí mismo”. Además agregó que la carpeta tenía 400 hojas y que es un trabajo que la Dra. Brix hace diariamente. 

El artículo titulado “Dentro del fracaso de Trump: La prisa por abandonar el papel de líder en el virus” explica como la Dra. Birx consiguió una oficina al lado de la Sala de Situaciones (donde el presidente se reúne con su gabinete por cuestiones urgentes), y que se mueve libremente por el Ala Oeste de la Casa Blanca mostrando abiertamente que es miembro del equipo del presidente. 

Desde el punto de vista periodístico, el “periodista” estuvo simplemente juntando datos para poder difamar la reputación de la Dra. Brix cuando encontró la diferencia con el Dr. Fauci, pues la nota en sí no informa, no aporta datos, y es solo una opinión con una fuerte mentalidad de celos o simplemente con la intención de manchar la reputación de la Administración del presidente Trump. Es obvio que el New York Times ha dejado de hacer periodismo hace mucho tiempo, y ahora solo se dedica al activismo político bajo el disfraz de un periódico.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com