Redacción BLes– Más de 100 receptores de la vacuna COVID-19 fueron hospitalizados con complicaciones de miocarditis o pericarditis en Ontario, la provincia más poblada de Canadá.

La Oficina de Salud Pública de Ontario (PHO) publicó discretamente un informe de agosto sobre los datos de inflamación del corazón entre quienes recibieron las vacunas de ácido ribonucleico mensajero (ARNm) entre el 13 de diciembre de 2020 y el 7 de agosto de 2021 en la provincia del corazón.

En él se mostraba que la PHO había recibido inicialmente 314 informes de reacciones de miocarditis o pericarditis. Sin embargo, la cifra se redujo a poco más de 200 después de las investigaciones adicionales.

Un total de 106 casos de miocarditis/pericarditis afectaron a pacientes menores de 25 años hasta el 7 de agosto. Esto representa más de la mitad de todos los casos de este tipo.

Ontario administró 20.917.550 dosis, con un 83,5% de la población totalmente vacunada hasta el 4 de septiembre. La de Pfizer es la única vacuna administrada en la provincia para pacientes de entre 12 y 17 años. También se notificaron 31 reacciones adversas para el mismo grupo, lo que representa el 15,2%.

Hubo 75 casos (36,8%) en el grupo de edad de 18 a 24 años. La mayoría de las reacciones adversas se notificaron entre los varones de 18 a 24 años que recibieron su segunda inyección de ARNm.

Excluyendo la edad y basándose únicamente en el sexo, los varones representaron la gran mayoría de los efectos secundarios, con un 80%.

Informes de miocarditis/pericarditis tras la vacunación con ARNm de COVID-19 en Ontario, Canadá, entre el 13 de diciembre de 2020 y el 7 de agosto de 2021 (Captura de pantalla a través del sitio web de TheBL/Public Health Ontario)

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. describen la miocarditis como un tipo de inflamación del músculo cardíaco, y la pericarditis como la inflamación del revestimiento exterior del corazón.

Este tipo de reacciones no suelen producirse cuando el sistema inmunitario del organismo responde a una infección o a otro factor desencadenante. Sin embargo, los CDC descubrieron que estas reacciones eran más comunes después de la segunda dosis de la vacuna, especialmente cuando se administraba la vacuna Moderna.

La tasa notificada de efectos secundarios de Pfizer fue de 6,4 por millón de dosis para la primera dosis y de 8,7 por millón para la siguiente. Las tasas de Moderna fueron de 6,6 por millón de dosis y 28,2 por millón de dosis, respectivamente.

Hubo un total de 202 visitas a urgencias por problemas similares, tras la vacunación en todas las categorías de edad. Un total de 146 fueron hospitalizados según la PHO. Tres casos acabaron en la unidad de cuidados intensivos. En el informe no aparece ninguna víctima mortal.

Informes de miocarditis/pericarditis tras la vacunación con COVID-19 ARNm en Ontario, Canadá, entre el 13 de diciembre de 2020 y el 7 de agosto de 2021. (Captura de pantalla vía TheBL/Public Health Ontario)

La PHO subrayó que la inflamación del corazón es un efecto agudo de la vacunación contra el ARNm, y que las tasas de notificación siguen siendo bajas.

“Las vacunas contra el COVID-19 siguen siendo recomendadas y son muy eficaces para prevenir la infección sintomática y los resultados graves de la enfermedad del COVID-19, que también se asocia a un riesgo de miocarditis”, señala el informe.

A principios de septiembre, Ontario anunció sus planes de imponer pasaportes y obligaciones de vacunación en casi todos los lugares cerrados. Esto incluye bares, restaurantes, gimnasios e incluso festivales de música.

Laura Enrione – BLes.com