Redacción BLes- Irán reanudará las conversaciones con grandes potencias para reactivar el acuerdo nuclear del que dejó de ser parte en 2018. El próximo encuentro está pactado para el 29 de noviembre, según confirmaron la Unión Europea y autoridades iraníes.

El encuentro de la comisión del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA) se llevará a cabo en Viena a finales de mes y asistirán representantes de Irán, China, Francia, Alemania, Rusia y Reino Unido.

“Los participantes continuarán las discusiones sobre la perspectiva de un posible regreso de Estados Unidos al JCPOA y cómo garantizar la implementación total y efectiva del acuerdo por todas las partes”, se lee en la declaración de la UE.

Desde abril de 2021 se han desarrollado un total de sies encuentros entre autoridades iraníes y diversas potencias participantes de la JCPOA para allanar el camino y reestablecer un nuevo acuerdo. Pero ninguno de los encuentros se realizó en forma colectiva y de manera oficial cómo será la reunión del 29 de noviembre.

Cabe destacar que Estados Unidos no participará de la reunión, dado que Irán se niega absolutamente a negociar y tener contacto directo con el país norteamericano, reportó Reuters

El acuerdo nuclear firmado en 2015, también llamado JCPOA, fue originalmente promovio por el expresidente demócrata Barack Obama. El mismo requiere que Irán restrinja su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones económicas de Estados Unidos, la UE y las Naciones Unidas.

Luego, el expresidente Donald Trump llamó la atención sobre el acuerdo, destacando que el mismo no estaba siendo cumplido por las autoridades iraníes, quienes en 2017 anunciaron un aumento del 150 por ciento en su presupuesto militar para desarrollar misiles de largo alcance, drones armados y capacidades de guerra cibernética.

Irán en ese entonces también comenzó a utilizar parte de los 150 mil millones de dólares en activos que se encontraban congelados en el extranjero, y que justamente se destrabaron luego de firmar el acuerdo que no estaban cumpliendo. 

En mayo de 2018, teniendo en cuenta la situación, Trump decidió retirar a Estados Unidos del pacto nuclear y volvió a imponer sanciones a Irán, hasta tanto y en cuanto el régimen islámico gobernante no decida modificar una serie de actividades que la administración Trump consideró como inaceptables.

Irán había violado repetidamente los términos de los acuerdos, y la administración Trump buscaba formar un nuevo acuerdo nuclear más exigente.

En consecuencia exigió que el régimen iraní detenga no sólo su desarrollo de tecnología nuclear, sino también su programa de misiles balísticos, su apoyo a terroristas y milicias en la región y todo tipo de actividades desestabilizadoras.

Paralelamente, Irán ha continuado ampliando y desarrollando sus capacidades nucleares, llegando a enriquecer uranio al 60%, lo que se acerca al nivel de pureza necesario para producir armas nucleares.

Mohammad Bagher Qalibaf, presidente del parlamento de Irán, fue quien anunció el mayor enriquecimiento de uranio desde su cuenta de Twitter:

“Los científicos iraníes jóvenes y creyentes en Dios lograron un producto de uranio enriquecido en un 60%”, dijo Qalibaf. “Felicito a la valiente nación del Irán islámico por este éxito. La fuerza de voluntad de la nación iraní es milagrosa y puede desactivar cualquier conspiración”.

El negociador nuclear iraní, Ali Bagheri Kani, mientras crecen las preocupaciones de Occidente sobre los avances nucleares de Teherán, dijo:

“Acordamos comenzar las negociaciones con el objetivo de eliminar las sanciones ilegales e inhumanas el 29 de noviembre en Viena”.

En este contexto la situación se vuelve sumamente compleja e incierta, y resulta muy difícil que Irán logre dar garantías de que cumplirá con lo establecido en un posible nuevo pacto.

 Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.