Redacción BLes – Un tribunal federal de apelaciones aceptó el viernes 23 de julio que se eliminen los protocolos del virus PCCh (Partido Comunista chino) o COVID-19 para los cruceros en Florida. Los controles fueron impuestos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

La sentencia fue dictada inicialmente por el juez de Tampa Steven Merryday, pero fue bloqueada temporalmente la semana pasada por un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del 11º Circuito de EE.UU. antes de que entrara en vigor. Argumentando que el CDC no pudo establecer su autoridad legal para emitir la orden de no navegar en primer lugar, el panel revocó su decisión, informó Associated Press.

Después de que el juez Merryday se negara a aplazar su conclusión del 18 de junio de que el CDC se había extralimitado en su jurisdicción legal al imponer limitaciones a la navegación durante el brote del virus PCCh, la agencia solicitó una suspensión de sus restricciones el 7 de julio.

El tribunal concedió el bloqueo temporal el sábado 18 de julio, ya que el CDC estaba en proceso de apelar la decisión de junio del juez Merryday.

En marzo de 2020, como reacción a la pandemia, los CDC emitieron una prohibición general de navegación de cruceros. Lamentablemente, hubo pasajeros y tripulación infectados en varios barcos. Luego, la agencia implementó un marco condicional de cuatro fases el 30 de octubre del año pasado, alegando que permitiría a la industria reanudar gradualmente sus operaciones si se producían indicadores de regresión del virus PCCh.

Al frente de la demanda contra estas restricciones, el gobernador republicano Ron DeSantis criticó que estaban obstaculizando una industria multimillonaria que proporciona unos 159.000 puestos de trabajo e ingresos recaudados por el estado.

El juez Merryday dictaminó que el CDC no podía hacer cumplir esas normas a los barcos con base en Florida, diciendo que las limitaciones solo pueden emitirse como directrices.

La agencia sanitaria defendió sus protocolos diciendo que esos barcos podrían convertirse en el catalizador de una transmisión más rápida del virus, ya que hacen frecuentes paradas en puertos internacionales.

“Las pruebas indiscutibles demuestran que las operaciones no reguladas de los cruceros exacerbarían la propagación del COVID-19, y que el daño al público que se derivaría de tales operaciones no puede deshacerse”, dijo el CDC en una presentación judicial.

También le recomendamos: Resumen de noticias: Barcos de exiliados rodean Cuba | ¿Se destruyó una base militar secreta china? | ¿Fauci a la cárcel? (Video)

Ad will display in 09 seconds

En una conferencia de prensa el 19 de julio, DeSantis dijo que el requisito de no navegar de los CDC era un caso de extralimitación del gobierno, diciendo que Florida tiene una alta probabilidad de ganar la demanda.

“Plantea una cuestión mayor. ¿Se puede tener una agencia y el gobierno sin que el Congreso apruebe una ley, básicamente cerrando una industria?”, dijo, según ClickOrlando.

“Tal vez no se preocupe por la industria de los cruceros, pero la próxima vez podría ser su industria. La próxima vez, puede afectar a personas que conoces o a personas que dependen de esto para su sustento. Así que creo que plantea muchas implicaciones importantes”.

Laura Enrione – BLes.com