Redacción BLes– Durante la mañana del día de elecciones en Estados Unidos, 3 de noviembre, los indicadores económicos se dispararon, dando la mejor de las señales para una economía en alza. 

El promedio industrial del Dow Jones subió más de 600 puntos, equivalentes a una ganancia del 2%, y el S&P 500 subió el 2.2%.  El compuesto NASDAQ de alta tecnología subió un 2%, informó Fox News el 3 de noviembre. 

Asimismo, el crudo de West Texas Intermediate subió por segundo día, ascendiendo un 3,6% hasta más de 37 dólares por barril.

El indicador S&P 500 (Standard and Poor’s) integra a 11 sectores económicos que incluyen servicios de comunicación, productos básicos de consumo, energía, finanzas, asistencia sanitaria, tecnología de la información y bienes raíces, entre otros.

Si bien estos buenos resultados podrían ser tomados por cada una de las campañas, la republicana y la demócrata, como algo a su favor respectivamente, el autor Scott Adams envió un tuit que aclara la situación. 

“Si las acciones suben hoy, no será porque los inversores más inteligentes de Wall Street esperan que sus impuestos aumenten”, escribió @ScottAdamsSays.

Esta es una alusión a que los mercados financieros podrían estar optimistas por la posible reelección del presidente estadounidense Donald Trump, quien bajó los impuestos sustancialmente durante su gestión.

Muy al contrario, la agenda del candidato demócrata presidencial, Joe Biden, ha insistido en que aumentará en gran escala los impuestos. 

Por su parte Reuters señala que durante la administración Trump el indicador S&P 500 está un 55% mejor cotizado de cuando empezó, hace cuatro años.  

Le recomendamos:

 

“A pesar de una caída impulsada por el coronavirus a principios de este año, el S&P 500 ha subido alrededor del 55% desde que Trump obtuvo una victoria inesperada en 2016, ya que las tasas de impuestos más bajas bajo su administración aumentaron los beneficios de las empresas”, señala Reuters. 

La definida inclinación de las encuestas electorales hacia la reelección de Trump, y sus numerosos, masivos y entusiasmados mítines lo señalan también como el ganador, entre otros múltiples indicadores más, para no reseñar ahora todos los resultados de su gobierno en beneficio de su nación. 

Uno de los asistentes al mitin de Trump en Grand Rapids, Michigan, relata su experiencia desde un ángulo que no es muy común. 

“Tuve el inmenso privilegio de asistir al último mitin de la campaña del Presidente Trump en Grand Rapids, Michigan anoche [2 de noviembre]. Vi a miles de personas estar de pie a temperaturas por debajo de los 4 grados centígrados con vientos de 24 a 32 km por hora durante más de 12 horas para ser parte de este evento”, escribió el usuario @ConsultantCare. 

Agregando: “La energía, el entusiasmo y la determinación son reales. Había más gente en este evento de “Víspera de la elección de Grand Rapids” en 2020 que en el mismo evento en 2016, y varias personas con las que hablé en la multitud dijeron que eran votantes de Trump por primera vez. Creo que Michigan se está volviendo rojo otra vez, concluyó.

Jose Hermosa – BLes.com