Redacción BLes– Una nueva tanda de votos contados en el estado de Arizona, el cual los medios adjudican a Biden desde la noche del 3 de noviembre, deja al presidente Trump a menos de 17 mil votos de distancia con el candidato demócrata Biden cuando todavía faltan unos 77 mil votos más para contar, reportó Breitbart.

Las autoridades electorales del estado anunciaron los resultados de la última tanda de votos este domingo por la tarde, de los cuales 8567 fueron para Trump y 4491 para Biden.

Con estos votos, el presidente Trump redujo la distancia con Biden, que inicialmente era de 29.861, a 16.952, cuando todavía faltan contar alrededor de 70 mil votos en el estado de Arizona.

A nivel estatal, los porcentajes quedan en 49.5% para Biden y 49.0% para Trump.

De los votos restantes para contar, 29.000 son votos regulares y 48.000 provisionales, aquellos que tienen alguna anotación por alguna anomalía, por ejemplo, cuando la persona solicitó el voto por correo pero se presentó a votar, en cuyo caso hay un voto provisional que puede ser invalidado.

A medida que los resultados varían ya sea por votos que faltaban contar, o por ‘fallas’ en el software de las máquinas que cuentan los votos, o por denuncias de votos que fueron contados sin que cumplan los requisitos legales o porque los supervisores de urnas republicanos no tuvieron acceso al proceso de conteo, el obstáculo más grande que enfrenta Trump y su equipo son los medios principales y los gigantes de Silicon Valley, los que están intentando activamemte convencer al mundo de que Biden es el nuevo presidente de los Estados Unidos, pero no lo es.

Trump disparó contra los medios vía Twitter:

“¿Desde cuándo los patéticos medios de comunicación dicen quién será nuestro próximo presidente? ¡Nos hemos enterado de muchas cosas en las últimas dos semanas!”

Para contrarrestar este gran aparato de propaganda global, el equipo de Trump anunció que realizará demostraciones en todos estos estados donde se están disputando los resultados electorales, Arizona, Pensilvania y Georgia.

“Todos tenemos el mismo objetivo en mente, que es utilizar el proceso legal en los próximos días y semanas para asegurarse de que el presidente sea reelegido,” dijo uno de los asesores de la campaña de Trump. Pero “estas serían demostraciones normales, no presidenciales”, aclararon.

El masivo y singular apoyo que el pueblo estadounidense demostró a Trump en sus eventos políticos fue clave para dejar en claro que el presidente Trump se ganó el corazón de los americanos por su carisma, su liderazgo y su determinación para luchar por los valores tradicionales estadounidenses como la fe, la libertad individual por sobre la tiranía del gobierno, y su incansable lucha para que el comunismo no se apodere de los Estados Unidos.

“Estoy tan feliz. Esta fue la mejor decisión que he tomado nunca”, dijo Trump en su rally en Michigan. “Hemos hecho mucho bien juntos. Lo hemos hecho juntos. No podríamos haberlo hecho sin ustedes”.

“A todos nuestros seguidores: gracias desde el fondo de mi corazón. Han estado ahí desde el principio, y nunca los decepcionaré. Sus esperanzas son mis esperanzas, sus sueños son mis sueños, y ¡su futuro es por lo que estoy luchando todos los días!”

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com