Redacción BLes – El viernes pasado un estudiante de aviación saudí lanzó un tiroteo en la Estación Naval de Pensacola, Florida. El hecho terminó gracias a que uno de los oficiales del sheriff, Davis Morgan, logró reducirlo. Este hecho trae preocupación ya que se ha demostrado que este tipo de tiroteos suele frecuentarse en “zona libre de armas”.

Una publicación de Prager U expresa que: “Desde 1950, el 94 por ciento de los tiroteos públicos en masa ocurrieron en zonas libres de armas de fuego”. “El control de armas no equivale a menos violencia armada”.

Esto es así porque, la orden de política del Comando de Instalaciones de la Armada son zonas libres de armas, es decir, para aquellos que deseen portar un arma en el lugar deben de atravesar un sin fin de cuestiones burocráticas, según el análisis de The Western Journal.

“Antes de llevar un arma de fuego a bordo de una instalación, el propietario debe enviar una carta al oficial al mando de la instalación a través del oficial al mando de su unidad”, indica la orden. “Tras la aprobación del comandante de la instalación, el propietario recibirá una tarjeta que demuestre que está autorizado a portar un arma de fuego personal”.

Cuando el arma se encuentre dentro de la instalación esta debe ser asegurada en el arsenal del lugar. Cabe destacar, que el uso del arma sólo apunta a la defensa personal.

La primera defensa del país, no está protegida por la Segunda Enmienda en sus actividades diarias. Por lo tanto las políticas de zona libre de armas tampoco están protegiendo a los ciudadanos estadounidenses.

De acuerdo con The Washington Post, este sería el segundo tiroteo en una base de la Marina de los Estados Unidos. En esta ocasión el pistolero identificado -por las autoridades del gobierno estadounidense y saudí- como Ahmed Mohammed al-Shamrani mató a tres personas y dejó a varios heridos, además era aprendiz de aviación de la base.

El entrenamiento de Shamrani con el ejército de los EE. UU. comenzó en agosto de 2016 y estaba programado para terminar en agosto de 2020. Su curso incluía inglés, aviación básica y entrenamiento inicial de aviación, dijeron los funcionarios del Pentágono.

Este incidente continúa en investigación para verificar si existen vínculos relacionados con el terrorismo; el FBI todavía no sabe si clasificarlo de esa manera. Aunque uno de los funcionarios explicó que la investigación se encuentra en las primeras etapas y hasta el momento no existe algún indicio de conspiración y que quizás el tirador podría haberse autoradicalizado.

Debido a dicha situación el presidente Donald Trump escribió desde su cuenta de Twitter:

“El Rey Salman de Arabia Saudita acaba de llamar para expresar sus sinceras condolencias y dar su pésame a las familias y amigos de los guerreros que murieron y resultaron heridos en el ataque que tuvo lugar en Pensacola, Florida”.

“El Rey dijo que el pueblo saudí está muy enojado por las acciones bárbaras del tirador, y que esta persona de ninguna manera representa los sentimientos del pueblo saudí que ama al pueblo estadounidense”, agregó.

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita expresó su “profunda angustia” por el incidente y prometió “brindar pleno apoyo a las autoridades estadounidenses para investigar las circunstancias de este crimen”, según The Washington Post.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Ad will display in 09 seconds