Redacción BLes – Walgreens decidió cerrar cinco tiendas más debido a los robos generalizados y a la insuficiente aplicación de la ley.

“La delincuencia organizada en los comercios sigue siendo un reto al que se enfrentan los minoristas de todo San Francisco, y nosotros no somos inmunes a ello”, dijo el portavoz de Walgreens, Phil Caruso, en un comunicado.

“Cada tienda transferirá las recetas a un local de Walgreens cercano en un radio de una milla y esperamos colocar a los miembros del equipo de las tiendas en otros locales cercanos”. Caruso continuó diciendo, según FOX Business.

Los opositores apuntan a un referéndum de 2014 en California que redujo el robo de propiedad de un delito grave a un delito menor si el valor de la propiedad robada era inferior a 950 dólares.

“El robo al por menor a través de nuestras tiendas de San Francisco ha continuado aumentando en los últimos meses a cinco veces nuestro promedio de la cadena. Durante este tiempo, para ayudar a combatir este problema, hemos aumentado nuestras inversiones en medidas de seguridad en las tiendas de la ciudad hasta 46 veces la media de nuestra cadena, en un esfuerzo por proporcionar un entorno seguro”, añadió el portavoz de acuerdo con el New York Post.

Según un miembro de la Junta de Supervisores de San Francisco, Ahsha Safai, los recientes cierres tendrán un “impacto significativo” en la zona.

“Estoy completamente devastada por esta noticia: este Walgreens está a menos de una milla de siete escuelas y ha sido un elemento básico para las personas mayores, las familias y los niños durante décadas”, escribió Safai en Twitter el martes 12 de octubre.

La “desastrosa ley de reforma de la fianza” del estado, según el comisario de policía Dermot Shea, es la razón del aumento de los robos.

La ciudad recibió 3.709 denuncias de robos en comercios en agosto, la mayor cantidad en un solo mes en la historia del municipio.

Según el San Francisco Gate, Walgreens ha cerrado al menos 10 farmacias en la ciudad desde el inicio de 2019.

Walgreens también se vio perjudicada por un padre y una hija de Georgia, que fueron encarcelados por el gobierno federal el martes 12 de octubre, por haber ganado millones de dólares con la venta de productos minoristas robados en los últimos años.

Según el Departamento de Justicia, Robert Whitley y Noni Whitley dirigían empresas en línea que vendían artículos robados por ladrones a sueldo que tenían como objetivo Walgreens, CVS, Kroger y Publix en Atlanta.

Los dos fueron encarcelados durante cinco años o más en una prisión federal y obligados a pagar más de 4 millones de dólares en concepto de indemnización a los minoristas perjudicados.

Amy Laurence – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.