Redacción BLesLuego de que la presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi, criticara la polémica práctica de redistribuir los distritos electorales, se encontró que su Comité de Acción Política (PAC, por la sigla en inglés) invirtió 300.000 dólares en esa manipulación con fines políticos.

Una revisión de documentos de la Comisión Federal de Elecciones (FEC, por sus siglas en inglés) evidencia que el esposo de Pelosi, Paul, es el tesorero del ‘PAC to the future’ que hizo la inversión, según The Washington Free Beacon del 22 de febrero.  

También especifican que el PAC to the Future pagó 200.000 dólares en octubre y otros 100.000 en diciembre.

El dinero se entregó a un grupo demócrata de redistribución de distritos, dirigido por el ex fiscal general Eric Holder, quien representará a la izquierda en la manipulación de los mapas este año. 

El nombre del grupo es Comité Nacional de Redistritación Democrática (NDRC). El PAC de Pelosi es el único partido político que ha donado a este grupo.

La práctica es  llamada “gerrymandering”, en inglés, y permite que un partido político encapsule la mayor cantidad de votantes de su oponente en la menor cantidad de distritos posible, para así minimizar su representación legislativa.

Esta redistribución de distritos electorales se efectúa cada diez años, y afecta en gran medida la determinación del partido que controlaría el Congreso. 

La contradicción en el comportamiento de Pelosi surge del hecho de que ella misma había pedido el fin del “gerrymandering”, tal como lo dijo en el 2019.

“Seguiremos luchando contra el gerrymandering partidista, garantizando que el voto de cada ciudadano cuente y oponiéndonos a cualquier intento de comprometer la integridad de nuestra democracia”, fueron las palabras de Pelosi que ahora llaman la atención.

Le recomendamos:

El NDRC fue creado por el entonces presidente Barack Obama, Pelosi, el senador Chuck Schumer (demócrata de Nueva York) y el ex gobernador de Virginia Terry McAuliffe, tratando de obtener ventaja sobre los republicanos.

No menos significativo resulta que el multimillonario especulador que financia a muchos grupos izquierdistas de todo el mundo, George Soros, donó al grupo de Holder 6 millones de dólares, de acuerdo con The Washington Free Beacon.

Además de las contribuciones de Pelosi y de Soros, el NDRC recibe dinero de otras entidades izquierdistas, cuyos directivos integran también su junta directiva.

Soros es uno de los más fuertes donantes del partido demócrata, el año pasado triplicó la cantidad de dinero que invirtió en la campaña presidencial del 2016, superando los 70 millones de dólares.

Dado que Soros procura no aparecer como el donante directo, utiliza a una red de innumerables asociaciones, abundantemente financiadas por la Fundación Open Society, creada por él.

José Hermosa  – BLes.com