Redacción BLesSegún se filtró recientemente, en una de las mansiones del pedófilo Jeffrey Epstein en Palm Beach, Florida, habrían encontrado una imagen exhibida del príncipe Andrew, lo que podría comprometer aún más su situación ya que se suma a las evidencias que demuestran su amistad y confianza con el difunto multimillonario.

La polémica imagen, según reportó el medio The Sun, se encuentra junto a una fotografía enmarcada del pedófilo multimillonario Epstein, muestra a un Andrew sonriente aparentemente con uniforme militar en su juventud.

La antigua mansión de Florida donde se produjo el hallazgo, es una de las ‘guaridas’ de Epstein donde se denunciaron reiterados abusos sexuales a adolescentes. 

El duque de York, de 61 años, ha negado anteriormente haber hecho visitas recurrentes a la casa de Epstein en Florida, a pesar de que la ex ama de llaves, Juan Alessi, afirmó que Andrew pasó “semanas seguidas” en la propiedad cuando ella trabajaba allí.

La fotografía exhibida como una especie de ‘trofeo’ en la mansión de Epstein, resulta sumamente perjudicial para el príncipe Andrew, ya que muestra el gran respeto de Jeffrey por su amistad y cercanía con los miembros de la familia real. 

Virginia Giuffre, una de las víctimas de Epstein, también acusó al Príncipe Andrew, de abusar de ella en una mansión del difunto financista ubicada en Manhattan, Nueva York, según reportó Fox News en agosto de 2021.

“Hoy mi abogado ha presentado una demanda contra el príncipe Andrés por abuso sexual bajo la Ley de Víctimas Infantiles”, dijo Giuffre en un comunicado.

Y agregó: “Como la demanda expone con detalle, fui traficada hacia él y abusada sexualmente por él”, detalló Giuffre quien para entonces era menor de 18 años, según el caso planteado el mismo 9 de agosto.

Adicionalmente, Giuffre exigió responsabilizar a Andrew por los abusos, al mismo tiempo que buscó motivar a otras víctimas a denunciar los atropellos que pudieron padecer por estas personas.

“Pido cuentas al príncipe Andrew por lo que me hizo. Los poderosos y los ricos no están exentos de ser responsables de sus actos”, continuó diciendo. “Espero que otras víctimas vean que es posible no vivir en silencio y con miedo, sino reclamar la propia vida hablando y exigiendo justicia”.

Tras las reiteradas negaciones de la Casa Real sobre las acusaciones de Giuffre, esta comentó que lo había pensado mucho antes de presentar la demanda oficial contra el Duque de York en el delito, dado que sabe que habrá fuertes presiones sobre ella y sobre su familia.

Los temores de Giuffre no son infundados, basta con recordar que el líder de la red de pedofilia, Epstein, murió en la cárcel mientras esperaba el juicio bajo circunstancias altamente sospechosas.

A pesar de que la muerte de Epstein fue calificada como suicidio, el entonces Procurador General, William Barr, denunció que los investigadores encontraron “irregularidades graves” en la cárcel donde pereció.

Epstein, había sido condenado por manejar una red de tráfico sexual infantil, pero en el último caso que estudiaba la justicia antes de su muerte, se lo vinculó a personajes ricos, poderosos y famosos, entre los que figuraban el expresidente Bill Clinton, el multimillonario Bill Gates y el Príncipe Andrew del Reino Unido, entre otros. 

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.