Redacción BLesEntre los fraudes que caracterizan el proceso electoral en EE. UU. el más representativo es el cometido a través de los sistemas de conteo a cargo de las máquinas de Dominion Voting Systems, que transfirió ilegalmente votos del presidente estadounidense, Donald Trump, al candidato demócrata, Joe Biden.

Lo más grave es que todo indica que tras Dominion se halla una extensa red internacional  de interferencia electoral, con ramificaciones en Canadá, España y Alemania, según el medio alternativo Tap News el 14 de noviembre. 

Por un  lado, Dominion Voting Systems tiene sede en Canadá y la empresa Scytl, que también participa en el conteo de votos, es manejada desde España, y los datos de ambas empresas son enrutados al extranjero por servidores ubicados en Alemania.

Más aún, Scytl está vinculada con George Soros y los demócratas y en ella también posee acciones Bill Gates. 

Para el medio de la India Great Game India subsiste una pregunta inquietante: ¿Cómo podría una empresa española en bancarrota, Scytl, contar los votos americanos en España?

“El tema ha llevado a los expertos a preguntarse por qué el delicado trabajo de contar los votos fue subcontratado a una empresa extranjera”, agregó este medio. 

Confirmando el allanamiento de la sede de Scytl en Alemania, se expresó el representante Louie Gohmert, según el tuit del usuario @orijonal

“El representante Louie Gohmert revela que el equipo del Ejército de los Estados Unidos (CIA?) incursionó en las instalaciones del servidor de Scytl en Frankfurt, Alemania para recuperar datos “extremadamente convincentes” que detallan el cambio de votos”.

En el historial de Scytl, se encuentra que en una de las elecciones en Ecuador debería haber entregado los resultados en 3 días, pero demoró un mes entero, refiere @orijonal. 

Por otro lado, en Noruega dejaron de usarla en el 2014 por problemas de seguridad y costos elevados. 

A propósito de interferencia internacional, en el 2018 el presidente Trump firmó una Orden ejecutiva que habilita al Departamento de Justicia para penalizar a quienes hayan intervenido en esos delitos.  

Incluyendo la “incautación de todos los activos de las entidades que han “participado directa o indirectamente, patrocinado, ocultado o que haya sido cómplice de otra manera, de la interferencia extranjera en una elección de los Estados Unidos”.

Se trata de la Orden Ejecutiva sobre la imposición de ciertas sanciones en caso de interferencia extranjera en una elección de los Estados Unidos, del 12 de septiembre de 2018. 

Al ejecutarse esta disposición legal “tendría que incluir prácticamente a todos los presentadores de noticias falsas de la CNN, a todos los directores generales de Big Tech, a todos los falsos periodistas-terroristas de NBC News, el NY Times y el Washington Post”, sugiere el medio alternativo Before It´s News del 14 de noviembre. 

Este también considera a los medios antes mencionados, “cómplices de encubrimiento en Estados Unidos y de encubrir la masiva interferencia de las elecciones extranjeras que acaba de tener lugar”.

Jose Hermosa – BLes.com