Varios restaurantes de Sacramento, California, EE. UU., están cerrando porque no pueden pagar el aumento del salario mínimo, que junto con el elevado costo de los alquileres hacen inviable económicamente su funcionamiento.

El estado, gobernado por demócratas, aumentó el salario 1 dólar por hora desde el 2017 y proyecta que para el 2023 se paguen 15 dólares por hora en los establecimientos con 25 empleados o menos, según el Departamento de Relaciones Industriales del estado.

“California es un estado difícil para hacer pequeños negocios”, dijo Paul Fraga. “Quieren que todos ganen 20 dólares la hora, pero como soy pequeño no puedo permitírmelo”, agregó de acuerdo con CBS Sacramento.

Fraga es el propietario del popular restaurante Perry’s, ubicado a lo largo de la autopista 99 y que el 15 de diciembre atendió por última vez a sus clientes, principalmente policías y camioneros que buscaban comida durante la noche.

Por su parte Phil Courey, propietario de ¡Opa! ¡Opa!, un restaurante griego, prolongó hasta el 29 de diciembre su atención al público por ruegos de su comunidad.

“Los salarios son definitivamente una gran presión para nosotros”, comentó Courey. “Son unos 40 mil [dólares] al año cada vez que suben el salario mínimo”, explicó considerando que los costos operativos son insostenibles en declaraciones a CBS Sacramento.

Asimismo, Patricia Smith, una de las clientes, lamentó el cierre del restaurante como una pérdida cultural.

“Es muy triste solo pensar en esto”, dijo Smith. “Es una institución. Esta es una institución de Sacramento”.

Para Courey la sucesión de cientos de restaurantes que cerrarán sus puertas continuará a lo largo del año próximo.

El nuevo aumento regirá partir del 1° de enero del 2020, y es de esperar que afecte a muchos otros pequeños negocios del estado. 

Las leyes impuestas por los gobernantes demócratas de California han tenido un alto impacto en la calidad de vida en el estado.

Una de ellas es la polémica Proposición 47, que impide a la policía detener a quienes roben mercancías por valor inferior a los 950 dólares, que hizo que aumentaran los robos en las tiendas.

“Es insoportable. Está fuera de control. Tendrás al mismo tipo viniendo cinco veces al día, escogiendo cosas”, dijo Jassi Dhillon, propietario de la tienda 7-Eleven Franchise, de acuerdo con NBC San Diego.

Por otro lado, el estado gobernado por demócratas adolece de otros problemas impactantes como el de la crisis de los indigentes que viven en las calles.

California tiene la mayor población de personas sin hogar del país, con 129.972 personas viviendo en las calles en el año 2018.

Asimismo, el Departamento de Educación de los Estados Unidos estimó que durante el año escolar 2016-2017, fueron 246,296 los estudiantes de escuelas públicas que se quedaron sin hogar.

José Ignacio Hermosa – BLes

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Vamos a devolver el poder al pueblo’ – ¿Fue Trump un elegido de Dios [Parte 1]

videoinfo__video2.bles.com||6934e94b0__

Ad will display in 09 seconds