Redacción BLes – Representantes demócratas de varios estados han elaborado múltiples proyectos de ley para prohibir que los ciudadanos tengan derecho a portar, comprar o vender armas de fuego, lo que forma parte de la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América.

Pero ahora un representante demócrata de Massachusetts fue más allá, presentando un controvertido proyecto de ley llamado H.2005, en el cual propone que los médicos del estado “examinen” a los pacientes por posible posesión de armas.

El proyecto ya ha sido remitido al Comité Conjunto de Salud Pública bajo el pretexto de intentar disminuir la violencia armada.

La legislación (H 2005), presentada por el médico y representante Jon Santiago, de Boston, no brinda detalles específicos sobre cómo funcionaría el nuevo programa de detección de armas.

Sin embargo en la sección 237 del proyecto de ley describe brevemente que el director establecerá un programa para la detección y asesoramiento de armas de fuego. 

“Dicho programa debe evaluar sistemáticamente a todos los pacientes para detectar la presencia de armas de fuego en el hogar”, señala el escrito.

A continuación especifica que el director, después de consultar con grupos médicos profesionales reconocidos y otras fuentes que el director considere apropiadas, promulgará regulaciones que establezcan (1) los medios por los cuales y los intervalos a los cuales los pacientes serán examinados para detectar la presencia de armas de fuego en el hogar y (2) las pautas para el asesoramiento de seguridad para las personas que dan ‘positivo’ por la presencia de armas de fuego en el hogar.

Los críticos opinan que este es un esquema para conectar a los médicos, que se supone que deben mantener sus consultas con los pacientes en privado, con el Estado.

Además indican que se relaciona con el intento de llamar a las armas de fuego privadas parte de un problema de “salud pública”, a menudo denominado “epidemia de violencia armada”.

Sin embargo los detractores opinan que estas restricciones no son la solución ya que diferentes estudios han dado pruebas de que las mayoría de los atentados o tiroteos suceden en las llamadas ‘zonas libre de armas’, es decir en lugares donde está prohibido portar armas.

Un nuevo estudio de Crime Research Prevention revela que entre 1998 y junio de 2019, el 89 por ciento de los tiroteos masivos (definidos como cuatro o más muertos) fueron llevados a cabo por atacantes dirigidos a las llamadas zonas libre de armas.

Por otro lado un Informe Uniforme de Delitos del FBI indica que a medida que la propiedad per cápita de las armas de fuego aumentó en los últimos veinte años, los delitos violentos, incluida la violencia armada, disminuyeron.

Asimismo otro estudio mostró que, en una estimación baja, los civiles armados detienen los crímenes casi el doble de veces que los civiles armados que las usan para cometer crímenes.

La mayoría de los críticos de estas medidas restrictivas y que defienden su derecho constitucional a portar armas, consideran que existen personas enfermas mentalmente y llenas de ira capaces de matar, pero esto no lo convierte en una “epidemia” o en un “problema de salud pública” como sugieren los demócratas, aunque sí es un tema muy grave y serio para tratar.

El pasado 18 de agosto el presidente Trump enfatizó la necesidad de que el país se concentre en “un problema de salud mental muy grande” a raíz de dos tiroteos masivos que en ese mes dejaron más de 30 personas muertas.

“Son las personas que aprietan el gatillo, no el arma que aprieta el gatillo, por lo que tenemos un problema de salud mental muy, muy grande y el Congreso está trabajando en varias cosas y lo estaré viendo”, dijo el presidente Trump a los periodistas.

La Casa Blanca, agregó el presidente, está “muy involucrada” en las discusiones que el Congreso tiene que abordar sobre la violencia armada y mientras “muchas cosas están sucediendo a nivel de las armas” dijo que “se debe abordar el concepto de instituciones mentales”.

[SÚMATE A NUESTRO GRUPO “HISPANOS POR TRUMP” Y DÉJANOS TU OPINIÓN]

Te puede interesar: ¿Quién es Q? El plan para destruir EE. UU. en 16 años

videoinfo__video2.bles.com||99ca5d0cd__

Ad will display in 09 seconds