El ministro de Justicia y Seguridad Pública de Brasil, Sergio Moro, anunció este viernes su dimisión, tras denunciar una tentativa de “interferencia política”. En este contexto enmarcó la decisión tomada este viernes por Bolsonaro de destituir de la dirección de la Policía Federal (PF) a Mauricio Valeixo, un hombre de la plena confianza del ministro.

“No tengo cómo mantener los compromisos que asumí, sin condiciones de trabajo, sin tener cómo preservar la autonomía de la PF” o “forzado a concordar con la interferencia política en la PF”, explicó Moro en una declaración ante la prensa en brasilia.

Los entretelones

Incluso comentó que, la víspera, le dijo personalmente a Bolsonaro que la destitución de Valeixo sería una “interferencia política” en la Policía Federal, frente a lo cual el mandatario respondió que “sí, es así”.

También aclaró que el decreto mediante el cual fue exonerado el director de la Policía Federal, publicado con su rúbrica, no fue en realidad firmado por él, lo que según especialistas en derecho pudiera constituir un grave delito por parte del Gobierno.

“Supe de la exoneración a través del Diario Oficial y no firmé ese decreto”, garantizó.

Segunda baja en el gabinete

Moro, quien gracias a dirigir el proceso contra el expresidente Lula se convirtió en una suerte de “paladín” de la justicia, condujo la operación Lava Jato y la mayor parte de la derecha lo recibió como una garantía de lucha contra la corrupción cuando Bolsonaro llegó al poder y lo nombró ministro.

Pero al mismo tiempo que sus allegados lo definían como un magistrado rápido para decidir, preparado y resuelto, sus detractores apuntaban abusos en el uso de las prisiones preventivas, de las delaciones premiadas y en la filtración de los casos a la prensa para conquistar a la opinión pública.

Este es el segundo ministro clave que sale del gobierno en las últimas semanas. El titular de Salud, Luiz Henrique Mandetta, cayó tras insistir en la necesidad de mantener medidas de cuarentena para enfrentar la pandemia del virus del PCCh, contrariando los lineamientos del presidente Bolsonaro.

Fuente: DW

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds