Un portavoz del régimen chino reiteró su negativa para permitir la participación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la investigación del origen del virus del PCCh en territorio chino.

Estados Unidos y la Unión Europea insisten en la necesidad de estudiar a fondo el origen de la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista de China), que causa desastres en todo el mundo, a fin de determinar la forma más eficaz de combatirla.

“Necesitamos el enfoque correcto y la asignación de nuestros recursos”, fue la respuesta de Chen Xu, embajador de China ante las instituciones de la ONU en Ginebra, Suiza, según U.S.News. señalando que el régimen no estaba dispuesto a colaborar con la investigación en la que participaría la OMS.

Por su parte el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China, el Dr. Gauden Galea, informó que el Partido Comunista Chino rechazó la colaboración de la entidad, sin presentar una explicación clara.

“La OMS está haciendo peticiones a la comisión de salud y a las autoridades. … Los orígenes del virus son muy importantes, la interfaz animal-humana es extremadamente importante y necesita ser estudiada”, dijo Galea sobre los esfuerzos que han sido ignorados por el régimen chino, de acuerdo con Sky News.

“La prioridad es que necesitamos saber lo más posible para evitar que se repita”, urgió Galea.

No obstante, la OMS ha sido acusada de encubrir el manejo irregular dado por el régimen chino al brote de la enfermedad, propiciando su dispersión por todos los países. 

El comportamiento contradictorio del régimen chino ante la emergencia sanitaria ha sido objeto de numerosas críticas y reclamaciones de varios países e instituciones.

No solo ocultó durante semanas la aparición y la peligrosidad del virus aparecido en su territorio, sino que pretendió manipular la narrativa del origen, pretendiendo que apareció en otros lugares, a pesar de informar que supo de él en la ciudad de Wuhan, China, en diciembre.

El diario oficial People’s Daily publicó el lunes 27 de enero: “Expertos confirman que el mercado de mariscos de Wuhan fue la fuente del nuevo coronavirus”.

“El Centro de Control de Enfermedades de China informó el domingo que 33 de las 585 muestras recogidas en el mercado de mariscos resultaron positivas para la nueva cepa de coronavirus que causó el brote de neumonía en Wuhan”, agregaba en su artículo.

El régimen chino lejos de admitir su responsabilidad en cuanto al mal manejo de la contaminación ha respondido con creciente agresividad diplomática.

La administración Trump ha reunido informes de los servicios de inteligencia y otros datos que le hacen dudar seriamente de las versiones presentadas por el régimen chino sobre el delicado tema.

Por su parte el Secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, ha sido constante al divulgar la falta de transparencia del régimen chino en cuanto a la pandemia del virus del PCCh.  

“China podría haber evitado que el mundo se sumiera en un malestar económico global. Tenían una opción, pero en vez de eso, China encubrió el brote en Wuhan”, reiteró Pompeo.

“China sigue negándose a compartir la información que necesitamos para mantener a la gente segura”, agregó, mientras su gobierno estudia las formas en que se podrían obtener del régimen chino las compensaciones correspondientes a las pérdidas causadas por el virus del PCCh.

En Estados Unidos las muertes superan las 74.000 en tanto que en todo el mundo se registran más de 264.000 muertes y cerca de 4 millones de personas con contagios confirmados, además de un número mucho mayor de portadores no sintomáticos del peligroso virus.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds