De ser aprobado, el Gobierno de Biden tendrá 180 días para crear una base de datos de personas o instituciones de investigación ligadas al Ejército Popular de Liberación de China

Cubrirse por todos los flancos posibles. Ese es el objetivo de un grupo de congresistas republicanos estadounidenses ante los continuos ataques del Partido Comunista Chino en ese país. Muchas de estas arremetidas se han hecho públicas, otras simplemente pasan desapercibidas. Sea cual sea la vía, el objetivo es implementar leyes que limiten la injerencia.

El proyecto de ley se titula «Ley de seguridad de visas del Ejército Popular de Liberación» y plantea prohibir las visas a todo aquel ciudadano de China que tuvo o sigue teniendo nexos con dicho ejército o instituciones relacionadas. El objetivo es impedir infiltraciones en la investigación científica y el robo de propiedad intelectual, apuntó un reporte de Breibart.

Los congresistas que presentaron dicho proyecto de ley no son ajenos a lo que está pasando en el país dirigido por Xi Jinping. El PCCh ha mostrado todas las intenciones de consolidarse como potencia socialista al punto de plasmarlo en su plan de gobierno. Acá es donde entran distintas técnicas para que dicho poder trascienda fronteras.

A inicios de año, el senador republicano Tom Cotton también presentó otro proyecto de ley para proteger a EE. UU. de la propaganda china difundida a través de institutos o empresas. Detrás estaría el Departamento del Trabajo del Frente Unido, una extensión en el extranjero del PCCh.

Desde la administración de Donald Trump hubo otras alarmas importantes. Sin embargo, con el actual Gobierno de Joe Biden se han visto algunas medidas que favorecen a China, como anular las órdenes ejecutivas que buscaban prohibir las populares redes sociales TikTok y WeChat en el país. Ambas son señaladas por contribuir al espionaje comunista chino.

¿Cómo regularán las visas?

De entrada, propone no entregar visas F o J a investigadores afiliados al Ejército Popular de Liberación de China. Las visas que ya fueron concedidas, podrán ser revocadas. En EE. UU. ambos tipos de visas están destinadas a estudiantes internacionales o visitantes de intercambio con fines de enseñanza o para participar en intercambios.

“Permitir a los miembros del Ejército Popular de Liberación el acceso sin restricciones a las visas de investigación es una invitación abierta a robar la investigación, el ingenio y la propiedad intelectual estadounidenses”, aseguró Cotton.

A él se unieron otros senadores como Marco Rubio, Ted Cruz y Mike Braun. Si quedara aprobado, el Gobierno de Joe Biden tendría 180 días luego de su promulgación para crear una base de datos con instituciones de investigación, ingeniería y científicas «que el presidente determine que están afiliadas o financiadas por el Ejército Popular de Liberación».

También le recomendamos: ¿Qué pasará si las auditorías favorecen a Trump? (Video)

Ad will display in 09 seconds

“El Ejército Popular de Liberación envía sistemáticamente ingenieros y científicos chinos al exterior para explotar proyectos de investigación para acceder a datos y tecnología sensibles», declaró el congresista Ted Cruz.

A mediados de 2020 el Gobierno de Trump también buscaba implementar medidas sobre las visas por posibles amenazas a la seguridad nacional.

Hallazgos preocupantes

Hace dos meses, los Institutos Nacionales de Salud (NIH, en inglés) anunciaron que estaban investigando a 500 científicos financiados con fondos federales por tener posibles nexos con el PCCh.

Uno de los casos citados en otro reporte de Breibart fue el de Yu Zhou, exempleado del Instituto de Investigación del Hospital Infantil Nacional condenado a 33 meses de prisión y al pago de 2,6 millones de dólares en restitución por conspirar para robar secretos comerciales en nombre de China.

La Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO) ha hecho investigaciones al respecto, involucrando a la comunidad universitaria o investigadores. Los hallazgos mencionados por la directora Candice Wright, fueron personas que ni siquiera sabían identificar los programas de reclutamiento chino.

“Ciertamente, escuchamos de varios de los investigadores principales que muchos de ellos o no estaban al tanto de los programas de reclutamiento de talentos extranjeros o simplemente ni siquiera sabían cómo iban a identificar dichos programas”.

La Asamblea Popular Nacional de China aprobó este año el Plan Quinquenal que según expertos, sería la evolución del Programa de los Mil Talentos, una peligrosa iniciativa que logró entrar en la NASA.

Aunque es poco probable que el tema se solucione solo con una ley de visas hacia China, sentaría un precedente para controlar la entrada malintencionada del régimen EE. UU.

Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.