Redacción BLes – Con 5 casos de infectados por el virus PCCh, Jujuy se convierte en la primera provincia argentina en anunciar el retorno escalonado a las clases presenciales.

El gobernador jujeño, Gerardo Morales, comunicó que el receso invernal se adelanta y a partir del 15 de junio comenzará el regreso a la aulas por etapas. El retorno gradual consta de 4 fases y prioriza a los alumnos de las zonas rurales, informó Infobae.

Las vacaciones de invierno tendrán lugar a partir de la semana que viene, entre el 1 y 15 de junio, para luego iniciar con el regreso de las clases presenciales.

La primera etapa privilegiará los alumnos de zonas rurales, una disposición similar a la que tomó Uruguay. En principio, será para los establecimientos con albergue, donde los chicos pasan la noche. Tanto en primaria como en secundaria, que en general tienen apenas un puñado de alumnos, será 20 días presenciales y luego 10 días remotos. Según cifras oficiales, la fase alcanzará a 2.393 estudiantes, 970 docentes y 493 no docentes.

La segunda fase también estará destinada a la ruralidad, pero se expandirá a las zonas llamadas dispersas -las escuelas que están distantes de los hogares- y aglomeradas -las que se emplazan en los pueblos. Desde el 22 de junio, la dispersa tendrá una modalidad de 20 días en la escuela y 10 en casa, y la aglomerada se regirá por un esquema de 5 x 2. En total, se sumarán 12.186 alumnos, 3.213 docentes y 912 no docentes.

En la tercera fase será el momento de las zonas urbanas, en este casos las consideradas de alta vulnerabilidad. A partir del 29 de junio, solo asistirá un grado de primaria o un año de secundaria por día. Se entrecruzan dos factores: por un lado, los alumnos son más (42.470) y, por otro, los edificios escolares no están preparados para guardar el distanciamiento social que se recomienda.

En la cuarta fase se sumará el resto del sistema. Las escuelas urbanas de media o baja vulnerabilidad volverán a las aulas desde el 13 de julio, con la misma modalidad que la anterior: un curso por día a la semana. En total, serán 102.544 alumnos, 12.953 docentes y 2.976 no docentes los que por lo menos una vez al día podrán concurrir a las escuelas.

En las fases 3 y 4, no hay vuelta a clases como las consideramos habitualmente. Más bien se trata de apoyo escolar porque allí la continuidad pedagógica es más viable. Continúan con las clases virtuales 4 días de la semana y 1 en la escuela más cercana a su domicilio, como apoyo”, aclararon a Infobae desde el ministerio de Educación jujeño.

No es la primera vez que la provincia de Jujuy se adelanta al resto del país y toma una medida que afecta al sistema educativo. Tres días antes de que se dispusiera el cierre de todos los establecimientos del país, su gobernador Morales había anunciado que los chicos jujeños no concurrirían, a priori por 15 días, ante el avance del coronavirus.

Jujuy es uno de los distritos que no tiene circulación comunitaria del virus. Solo registró cinco casos de Covid-19. Hacía 53 días que no reportaba infectados hasta ayer que sumó un caso importado desde Perú. Según las autoridades, ese hecho no cambia la situación controlada de la provincia.

La pandemia del virus PCCh (Partido Comunista Chino) o Coronavirus, es producto del silencio intencional del régimen chino, no solo ocultó la información del brote de este virus en Wuhan sino que también silenció a cualquier persona que quiso alertar al pueblo chino sobre la gravedad de la situación.

Sumado a esto, este régimen totalitario permitió la propagación del nuevo coronavirus en su propio país y en el resto del mundo. Además de desatar una catástrofe global, el PCCh aprovechó la situación de la pandemia para perjudicar a los países que más se encuentran afectados económicamente. Por esta razón, es necesario que todos los países denuncien los estragos causados por el régimen chino, por el virus del PCCh.

Te puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Ad will display in 09 seconds