Redacción BLesCasi 100 millones de estadounidenses marcaron un nuevo récord votando en forma anticipada. El martes acudió otra enorme cantidad de votantes a efectuar su voto presencial, y ahora surgen los interrogantes sobre cuándo se publicarán los resultados finales de las elecciones presidenciales de Estados Unidos 2020.

Según varios informes publicados por diferentes medios como Daily Caller, los resultados podrían demorar varios días. Las principales razones son debido a los niveles sin precedentes de votación por correo y las diferentes leyes estatales que establecen distintos tiempos límite para poder contar y recibir las boletas después del día de las elecciones. 

En conclusión, el país podría estar por comenzar una semana de caos, sobre todo, si el ganador no está claro de inmediato al final del martes.

Las elecciones primarias a principios de año demostraron lo frágil del sistema de voto postal. Un gran número de boletas electorales enviadas por correo y juntas electorales caóticas llevaron a batallas judiciales y recuentos interminables. 

Uno de los casos paradigmáticos fue el ocurrido en las primarias de Nueva York. Según una nota del Post, la Junta Electoral de Nueva York comunicó que más de 84 mil boletas (el 25% del total),  enviadas por correo postal en las elecciones primarias de la ciudad fueron anuladas. Eso implica que 84 mil personas vieron frustrado su derecho al voto. 

A pesar de una gran cantidad de casos como el de Nueva York que dieron cuenta que el sistema postal de los Estados Unidos no está preparado para recibir una cantidad de boletas mayor a la que habitualmente recibe, los demócratas y sectores afines incentivaron y promocionaron su uso utilizando como argumento la posibilidad de contraer el virus del PCCh en caso de utilizar el formato tradicional y presencial de voto. 

Le recomendamos:

 

La enorme cantidad de boletas postales enviadas generarán una demora extraordinaria, porque ya en cantidades normales, el tiempo de recuento de boletas postales siempre es mayor. La perspectiva de incertidumbre a nivel nacional podría ser tan leve como los retrasos esperados o tan extrema como la violencia en las calles. 

Los estados en el campo de batalla con más probabilidades de decidir la elección incluyen Arizona, Florida, Michigan, Carolina del Norte, Pensilvania y Wisconsin. Trump ganó los seis estados en 2016. 

Se espera que la mayoría de los votos se cuenten y se presenten los resultados la noche de las elecciones, en solo 16 estados, según reportó Fivethirtyeight, y de los estados clave solo Florida sería el único incluido entre estos. 

Según el informe de Fivethirtyeight, Arizona sería uno de los estados que podría presentar los resultados durante la mañana del miércoles. Pero otros estados clave como Carolina del Norte y Pensilvania, gracias a la reciente decisión de la Corte Suprema, podrán recibir y contabilizar boletas incluso hasta 9 y 3 días respectivamente, después del cierre de urnas. 

Respecto al total de votantes de Wisconsin, dos tercios son boletas ausentes, y según reportó el medio local Milwaukee Journal, es poco probable que el estado tenga un recuento completo antes del miércoles.

Michigan, otro de los estados del campo de batalla, según reportó la Secretaría de Estado en un comunicado el 29 de octubre, podría tomar hasta el viernes para contar todas las boletas. Casi todos los votantes de Michigan emitieron sus boletas por correo.

Mientras los abogados de campaña y los tribunales se preparan para lo que podría ser una ola de litigios frenéticos, la incertidumbre que rodea sobre qué sucederá en las calles mientras se aguardan los resultados oficiales debido a los rumores y amenazas explícitas de grupos de izquierda sobre tomar las calles y generar disturbios masivos en las ciudades de todo el país. 

Andrés Vacca – BLes.com