Redacción BLes – El hecho de que los pasaportes de vacunas puedan ser efectivamente el “pasaporte a la vida” individual de una persona parece ser una certeza virtual en este momento.

Joe Scarborough de MSNBC, un crítico frecuente del ex presidente Trump, dijo que cualquier estadounidense que se oponga a los pasaportes de vacunación es “un idiota” y un “imbécil” que posiblemente debería “arrastrarse de vuelta a su cueva.”

Scarborough hizo los comentarios durante una entrevista el martes 30 de marzo.

Los políticos republicanos y los defensores de las libertades civiles se han opuesto a los pasaportes de vacunas por considerarlos una medida de “comunismo totalitario”, y el gobernador de Florida, Ron DeSantis, se ha comprometido a no hacerlos necesarios en su estado.

En Europa, mientras tanto, las actitudes hacia las vacunas varían enormemente, y se ha informado de que Alemania se prepara para frenar el lanzamiento de la vacuna de AstraZeneca el martes, restringiéndola a las personas menores de 60 años. La decisión se tomó después de que una investigación actual supuestamente relacionara la vacuna de AstraZeneca con coágulos sanguíneos inusuales pero letales en un pequeño grupo de pacientes.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) no han rechazado una relación, pero mantienen que el riesgo de la vacuna es menor.

“Expertos” del Partido Comunista Chino (PCCh) se propusieron construir y gestionar un sistema global de pasaportes sanitarios para la OMS con el fin de controlar la libre circulación de la población mundial.

Según Breitbart, en un artículo del medio de comunicación propagandístico estatal chino, Global Times, los “expertos” propusieron crear el sistema para controlar a las personas vacunadas en tan solo una semana utilizando su capacidad técnica y experiencia en el campo de la vigilancia de todos los aspectos de la vida privada de las personas.

Le recomendamos:

Scarborough afirmó que es la libertad de las personas la que sufre si no se inyectan. Tienen la opción de seguir siendo ignorantes y tontos.

Añadió que “el momento de intentar razonar con esta gente ha pasado hace tiempo”.

La administración Biden parece comprometida con los pasaportes vacunales, a pesar de su reticencia a hablar con los medios de comunicación sobre ellos.

No les gusta la palabra “pasaportes” y les gustaría que se refirieran a ellos como “credenciales o certificados”.

El Washington Post informó el 28 de marzo de que el gobierno de Biden dijo que “las empresas privadas están trabajando para desarrollar una forma estándar de manejar las credenciales, a menudo denominadas pasaportes de vacunas. La medida permitiría a los estadounidenses demostrar que han sido vacunados contra el nuevo coronavirus [Virus PCCh] mientras los negocios intentan reabrir”.

Amy Laurence – Bles.com