Redacción BLes – Los candidatos presidenciales demócratas para las elecciones estadounidenses en 2020 manifestaron su aprobación a las políticas acerca del aborto, según reveló una encuesta realizada por The New York Times.

De acuerdo a la observación de la revista conservadora National Review, la mayoría de los políticos del Partido Demócrata apoya las restricciones del aborto después de las 21 semanas de gestación.

Por su parte, Amy Klobuchar -senadora de Minnesota- sugirió que las regulaciones pueden ser consideradas por el caso Roe vs. Wade (el nombre del caso judicial de 1973, por el cual la Corte Suprema de los Estados Unidos despenalizó el aborto inducido) el cual permitiría a los estados limitar el aborto en el tercer trimestre con una excepción para la salud de las mujeres.

Los demás expresaron que son muy raros los casos de abortos dentro de ese periodo o posterior al mismo, y que ese tipo de situaciones se dan en casos de emergencias médicas.

“El hecho es que menos del uno por ciento de los abortos tienen lugar después de las 24 semanas de embarazo”, dijo el alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg. “A menudo involucran circunstancias desgarradoras en las que la salud o la vida de una persona está en riesgo, o cuando el feto tiene una condición congénita que es incompatible con la vida”, agregó.

Dentro de ese marco la senadora de Massachusetts, Elizabeth Warren, expresó: “Sólo el 1,3 % de los abortos tienen lugar a las 21 semanas o más tarde, y las razones son desgarradoras”. “Las prohibiciones de aborto de 20 semanas son peligrosas y crueles. Obligarían a las mujeres a llevar un feto inviable a término o a las mujeres con graves complicaciones de salud a permanecer embarazadas con sus vidas en peligro”.

A pesar de que las respuestas de los demócratas aseguren que es conveniente interrumpir el embarazo durante dicha etapa en casos de que esté en peligro la vida, del feto o de la mujer, un informe del Instituto Guttmacher demostró datos sobre investigaciones sobre aquellas mujeres que llevaron a cabo a un aborto en o después de las 20 semanas. En la mayoría de esos casos respondieron que su decisión no fue por alguna anomalía o peligro de vida. 

Si bien sólo un 1% de aquellas mujeres buscaron la interrupción del embarazo a las 21 semanas o más tarde, hasta esa fecha representó un número aproximado a 15 000 abortos anuales, según el análisis de ese artículo, publicado en 2013. Por lo tanto, es probable que el 1,3 % que menciona Elizabeth Warren haya aumentado el número de esos casos.

Asimismo, todos los candidatos consideraron que la práctica del aborto es un “derecho” y que debe ser financiada por los contribuyentes. Además, esta situación se ha convertido en un requisito para todos los miembros del Partido Demócrata, es decir, que quienes aspiren a puestos nacionales deben defender y apoyar el aborto.

Los datos expuestos dejaron en claro que el Partido Demócrata está a favor de la interrupción voluntaria del embarazo y de que esta acción sea financiada por los contribuyentes por una cuestión de “salud pública”. Sin embargo, los candidatos presentes no profundizaron el tema sobre la industria del aborto de los Estados Unidos.

La organización Planned Parenthood impulsa su campaña de aborto “legal y seguro” a través de píldoras o la atención en una clínica. También, existen pruebas de que realizan ventas de tejidos y órganos fetales, sin el consentimiento de la madre.

Debido a esta situación, una de las acciones en la administración de Donald Trump fue la de recortar los fondos a las clínicas abortistas para poder restringir estas prácticas.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Vamos a devolver el poder al pueblo’ – ¿Fue Trump un elegido de Dios [Parte 1]

videoinfo__video2.bles.com||6934e94b0__

Temas: Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.