Redacción BLes – El secretario de estado de EE. UU., Mike Pompeo, anunció la implementación de la iniciativa Red Limpia, una estrategia para evitar los riesgos que implican los proveedores de servicios de telecomunicaciones vinculados al Partido Comunista de China (PCCh).

Pompeo mencionó en abril que el Departamento de Estado trabajaba en el proyecto Camino Limpio (corresponde a la traducción de Clean Path) y ahora lo amplía con cinco líneas de actividad, de acuerdo con un comunicado de prensa del 5 de agosto.  

La estrategia busca proteger los datos tanto de los ciudadanos como los del gobierno, para que no sean enviados al régimen chino, lo que en última instancia implicaría un riesgo para la seguridad nacional, como lo expuso en un tuit. 

“Las empresas de software chinas que hacen negocios en los Estados Unidos podrían estar alimentando datos directamente al Partido Comunista Chino. Esto representa un verdadero riesgo para la seguridad nacional. El presidente Donald Trump ha dicho: ‘basta’”, tuiteó Pompeo. 

Uno de los componentes busca evitar que las empresas “no confiables”, dependientes del régimen chino provean servicios de telecomunicaciones internacionales entre Estados Unidos y otros países, este es el llamado Clean Carrier.

Otro de los componentes del programa Red Limpia, el llamado Clean Store, retiraría las aplicaciones  no confiables, provenientes del mismo origen, de las tiendas de aplicaciones de EE.UU.

“Aplicaciones como TikTok, WeChat, y otras son amenazas significativas para los datos personales de los ciudadanos americanos, sin mencionar las herramientas para la censura de contenido del PCCh”, explicó Pompeo aludiendo a los efectos de la aplicación de la instancia Clean Store.

Una tercera instancia, la llamada  Clean Apps, trata de evitar que empresas relacionadas con el PCCh  preinstalen o inviten a los estadounidenses a obtener sus aplicaciones más populares, lo que eventualmente los haría cómplices de las violaciones a los “derechos humanos de Huawei o del aparato de vigilancia del PCCh”, contiene el informe de prensa. 

Un componente más, excluiría a las empresas que prestan almacenamiento en la nube como Alibaba, Baidu, China Mobile, China Telecom y Tencenty.  Otro más evitaría que el PCCh acceda a la información que se transfiere a través de los cables submarinos, desde y hacia otros destinos internacionales. 

Es así como estas disposiciones implicarían que los gigantes tecnológicos Apple y Google eliminen de sus respectivas plataformas las aplicaciones creadas y suministradas por empresas de dudosa confiabilidad, de acuerdo con los parámetros establecidos por el Departamento de Estado de EE. UU. 

Una de las grandes empresas vinculada al PCCh es ByteDance, propietaria de la popular aplicación TikTok, que también entraría en la lista de las vetadas en Estados Unidos, razón por la cual se estaría negociando su transferencia a la multinacional Microsoft, para impedir su desaparición en el país, de acuerdo con South China Morning Post. 

Asimismo, Pompeo invita a sus aliados a unirse a la iniciativa Red Limpia, impidiendo así los riesgos de que su información sea utilizada por el régimen chino. 

“No podemos permitir que eso continúe. Hacemos un llamamiento a todas las naciones y empresas amantes de la libertad para que se unan a la Red Limpia”, declaró Pompeo. 

José Ignacio Hermosa – BLes