Redacción BLes– Los países occidentales cada vez descubren más factores de riesgo en las acciones del Partido Comunista de China (PCCh) para sus naciones, y el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, afirma que la amenaza es mayor a la de Rusia durante la Guerra Fría.

Durante su visita a la República Checa, Pompeo evaluó que contrarrestar ahora el peligro que implica el PCCh es más difícil, que cuando se confrontó a la antigua Unión Soviética después de la Segunda Guerra Mundial.

“Hoy en día una amenaza aún mayor es la que plantea el Partido Comunista chino con sus campañas de coerción y control”, señaló Pompeo ante el Senado checo según difundió el Departamento de Estado el 12 de agosto.

“Eso es porque el PCCh ya está metido en nuestras economías, en nuestra política, e en nuestras sociedades en formas que la Unión Soviética nunca lo hizo”, agregó.

A continuación Pompeo se refirió a algunas de las múltiples estrategias de represión y represalia utilizadas por el PCCh para coacción a los países y subyugar a su pueblo.

“El PCCh aprovecha el poder económico para coaccionar a los países”, recalcó.

También mencionó, de nuevo, el desastre mundial que causó el virus PCCh, encubierto durante semanas en su lugar de origen.

“La virulenta pandemia que vino de Wuhan se extendió tan ampliamente y causó tanto daño porque el PCC lo encubrió”, reiteró Pompeo.

Asimismo, incluyó entre las agresiones del PCCh la violación del tratado internacional que protegía la autonomía de Hong Kong, y las agresivas actividades que este efectúa en el Mar de la China Meridional.

No dejó por fuera las violaciones a los derechos humanos que se cometen al forzar a trabajar a millones de musulmanes uigures, calificando el atropello como “la mancha de los derechos humanos del siglo”. Aquí mencionó también la complicidad de la empresa Huawei al ofrecer la tecnología más adelantada para someter a las minorías raciales del país.

Que Pompeo mencionara la Guerra Fría adquiere mucho sentido para los checos, que sufrieron bajo el régimen de la Unión Soviética antes de que cayera el muro de Berlín en 1989.

La República Checa no ha tenido reparos en desafiar al PCCh, aliándose a Taiwán al declarar a Taipei, su capital, como ciudad hermana. Antes de hacerlo rompió un acuerdo similar con Beijing, informó DW.  El PCCh considera a Taiwán parte de su territorio.

Asimismo, el comité de asuntos exteriores del senado de la República Checa recomendó que se retire el tratado de extradición con Hong Kong, para proteger los derechos de los hongkoneses que se refugien en su territorio, perseguidos por la nueva ley impuesta por el PCCh en esta ciudad.

Pompeo también consideró con las autoridades de la República Checa la instalación de la red 5G, de la cual se ha excluido a Huawei en varios países, en protección de la seguridad nacional que se considera amenazada por la alianza de esta compañía con el PCCh. 

“Encantado de hablar con el Ministro de Asuntos Exteriores checo Petricek en la histórica Pilsen. Estamos trabajando junto con nuestros amigos checos en un camino limpio para el #5G y muchos otros asuntos globales”, tuiteó en este sentido Pompeo. 

Por otro lado, en Praga, la capital checa, se reunieron 30 naciones para prohibir a Huawei y comprometerse a un “Camino Limpio de 5G” en mayo de 2019, informó VOA. 

Jose Hermosa – BLes.com