El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, advirtió a los gobernadores estadounidenses sobre los riesgos de hacer negocios con China, diciendo que la competencia con China está ocurriendo a nivel federal, estatal y local y tiene consecuencias para la política exterior y la seguridad nacional del país.

Pompeo habló el sábado en una reunión de la Asociación Nacional de Gobernadores en Washington, diciendo a los asistentes que sabía que probablemente habían sido contactados por personas de China que querían invertir en sus estados. Dijo que los lazos económicos con China podrían ser mutuamente beneficiosos, al igual que en la primera parte del acuerdo comercial que el presidente Donald Trump firmó con China el mes pasado.

Pero advirtió que China había evaluado estratégicamente las vulnerabilidades de EE. UU. y estaba tratando de explotar la apertura del sistema estadounidense para obtener ventajas sobre este país en todos los niveles.

‘Etiquetaron a cada uno de ustedes’

Pompeo les dijo a los gobernadores que el año pasado, una institución de investigación respaldada por el gobierno chino en Beijing produjo un informe que evaluó a los 50 gobernadores estadounidenses sobre sus actitudes hacia China.

“Etiquetaron a cada uno de ustedes como amigable, de línea dura o ambiguo. Les dejaré decidir dónde creen que pertenecen. Alguien en China ya lo ha hecho”, afirmó.

Pompeo dijo que el informe hacía referencia a muchos de los gobernadores en la sala por su nombre, y les dijo que el Partido Comunista Chino los estaba “trabajando” a ellos y a los equipos que los rodeaban.

Agregó que los lazos económicos con China podrían ser grandes y poderosos, pero también sensibles a la seguridad nacional, y advirtió: “Lo que China hace en Topeka y Sacramento reverbera en Washington y Beijing y mucho más allá”.

Pompeo advirtió que en los últimos años China no se ha convertido en una democracia liberal como muchos esperaban después del final de la Guerra Fría. Dijo que bajo el presidente Xi Jinping, China ha ido en la dirección opuesta: más prácticas comerciales injustas, más represión en el país y más agresión en su política militar.

Pidió a los gobernadores reunidos en Washington que sean conscientes de que China es importante pero sigue sus propios intereses estratégicos, y dijo que pronunciaría una serie de discursos sobre la nación asiática.

Ayuda para coronavirus

Pompeo dijo que Estados Unidos estaba cooperando con China en muchos frentes, había enviado casi 18 toneladas de suministros médicos para ayudar a combatir el coronavirus y había ofrecido proporcionar $ 100 millones de dólares adicionales en ayuda a China y otros países afectados por el virus. El secretario ofreció sus condolencias a los seres queridos de un ciudadano estadounidense que murió en Wuhan, China, esta semana.

El lunes pasado, el gobierno chino acusó a EE.UU. de reaccionar de forma exagerada al coronavirus y de no proporcionar “ninguna ayuda sustancial”.

El viernes, Trump elogió la respuesta de Xi al coronavirus, diciendo que estaba “fuerte, fuerte y poderosamente enfocado” en liderar el contraataque contra el virus, y predijo que Xi tendría éxito.

Fuente: Voz de América

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds