Redacción BLesLuego de 38 días de intensa actividad, el volcán de La Palma ubicado en las Islas Canarias, continúa generando caos y miedo en la población local. Los residentes de la isla española se preparan ante la posibilidad de terremotos más grandes que podrían agravar el daño provocado hasta el momento. 

Cuando la erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla española de La Palma entra en su sexta semana de actividad, un exsenador socialista y actual intendente de una isla vecina ha planteado la idea de arrojar bombas desde un avión militar sobre el volcán para desviar los flujos de lava, reportó NewsWeek.

Las erupciones comenzaron el 19 de septiembre y alrededor de siete mil personas ya han tenido que abandonar sus hogares, que en su mayoría quedaron tapados por la lava y el fuego, junto con cientos de edificios, monumentos históricos, parques y plazas.

En medio de la desesperación de los ciudadanos, Casimiro Curbelo, un político socialista quien ya ha despertado en otras ocasiones la atención de la prensa internacional por sus polémicas actitudes, propuso arrojar bombas desde aviones militares para encauzar las coladas de lava del volcán, con el objetivo de llevar la lava hacia sectores no poblados ni tierras de cultivo.

Curbelo lanzó su propuesta durante una entrevista en un medio español llamado Radio Faycan: “¿No hay un avión que vuela y que pueda hacer caer? Llegar y hacer caer ¡blum! y yo, oriento la lava en una dirección. A mí me da la impresión que desde el punto de vista tecnológico hay que probarlo”.

La propuesta de Curbelo fue durante un panel en el que se estaba discutiendo seriamente sobre distintas posibilidades para dar solución a la catastrófica situación que se está viviendo en la región. 

Curbelo, el actual intendente de La Gomera, explicó su propuesta insistiendo en varias ocasiones en que la única salida factible para encauzar los ríos de lava y la destrucción debe ser el uso de bombas.

“Situémonos en una realidad de un embalse que pierde agua y queremos que fluya de golpe, habrá que actuar con un sistema que haga caer una pequeña bomba explosiva y destruir una parte de pantalla y que salga todo a la vez”, afirmó Curbelo según el medio español El Mundo.

La idea descabellada del exsenador español, tiene sus orígenes en una experiencia llevada a cabo en 1935, cuando el ejército estadounidense intentó a modo experimental bombardear los flujos de lava que emanaba el volcán Mauna Loa en Hawai.

Si bien en un primer momento se anunció que la misión había tenido éxito, luego un grupo de pilotos y geólogos confirmaron a National Geographic que la tasa de producción de lava del volcán parecía haber disminuido, casualmente, alrededor del momento de los ataques, lo que explica por qué se detuvieron los flujos.

Por el momento no hay información oficial de que las autoridades de emergencia españolas estén considerando llevar a cabo algo por el estilo. Por el momento mantienen su ocupación en auxiliar a los miles de damnificados, cuando el volcán lleva casi 40 días de actividad y no muestra signos de detenerse.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.