Redacción BLes – Un estudio publicado la semana pasada por el Centro de Investigación Pew reveló que las minorías raciales o étnicas representan la mayoría de los recién nacidos en Estados Unidos, además de mayor proporción de los estudiantes de primaria y secundaria en las escuelas públicas.

Esta transformación fundamental de Estados Unidos ha sido un trabajo progresivo de políticas de fronteras abiertas, principalmente impulsadas por los demócratas y liberales de izquierda.

Más de la mitad de los bebés recién nacidos en los Estados Unidos son minorías raciales o étnicas, un umbral que se cruzó por primera vez en 2013. Los estudiantes no blancos también representan la mayoría de los estudiantes de escuelas públicas K-12 de la nación. A partir del otoño de 2018, se proyectó que los niños de grupos minoritarios raciales y étnicos representarán el 52,9% de los estudiantes públicos de K-12”, informó el estudio.

K-12 hace referencia a la escolaridad pública desde el kindergarden (jardín de infantes) hasta la secundaria.

Las estadísticas de la Oficina del Censo de EE. UU. proyectan que para 2045, los estadounidenses blancos serán un grupo minoritario dentro de su propio país, momento en que estos constituirán tan solo el 49,7 por ciento de la población en contraste con el 24,6 por ciento para los hispanos, el 13,1 por ciento para los afroamericanos, el 7,9 por ciento para los asiáticos y el 3,8 por ciento para poblaciones multirraciales.

Una encuesta del Centro de Investigación Pew de principios de año afirmó que casi la mitad de los estadounidenses blancos están preocupados acerca de que Estados Unidos se convierta en una nación mayoritaria no blanca, alegando que esto “debilitaría las costumbres y los valores estadounidenses”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informaron que hubo 3.791.712 nacimientos registrados en los EE. UU. En 2018, un 2 por ciento menos que en 2017, lo que significa que el crecimiento de la población estadounidense es en gran medida producto de la inmigración. La demografía de los que vienen a Estados Unidos está dominada por hispanos e inmigrantes asiáticos.

Pew Research informó a principios de este año: “México es el principal país de origen de la población inmigrante estadounidense. En 2017, 11,2 millones de inmigrantes que viven en los EE. UU. eran de allí, lo que representa el 25% de todos los inmigrantes estadounidenses. Los siguientes grupos de origen más grandes fueron los de China (6%), India (6%), Filipinas (5%) y El Salvador (3%)”.

Según el centro de investigación, actualmente más de 40 millones de personas que viven en los EE. UU. nacieron en otro país, lo que incluye a los inmigrantes ilegales.

Te puede interesar: El momento preciso, el lugar preciso, la gente precisa

videoinfo__video2.bles.com||d7da7b8ab__

Ad will display in 09 seconds