Redacción BLesLa administración de Joe Biden así como los legisladores demócratas del Congreso, están buscando la manera de presentar un proyecto de ley de reforma migratoria esta semana para que 11 millones de inmigrantes ilegales adquieran la ciudadanía estadounidense.

Con la denominada “Ley de ciudadanía estadounidense de 2021”, Biden comenzará a implementar a gran escala los cuestionados compromisos de inmigración que prometió una vez que asumió el cargo, que podrían brindar garantías para que individuos involucrados en actividades delictivas y con antecedentes penales terminen ingresando a EE. UU.

Biden también puso fin a la política de Permanecer en México, orientada a las detenciones de inmigrantes en la frontera sur de México y ahora quienes son detenidos no serán devueltos a México en espera de un debido proceso legal respecto a su estatus migratorio en los tribunales de inmigración de EE. UU.

Las medidas de Biden han recibido la desaprobación de la Federación para la Reforma de la Inmigración Estadounidense (FAIR por sus siglas en inglés) que a través de un comunicado emitido un día antes de la inauguración presidencial, señalaron:

“Esperamos fervientemente que cuando se trata de lidiar con la inmigración, la nueva administración busque encontrar políticas de sentido común que no solo sirvan para mejorar la recuperación económica de COVID, sino que brinden seguridad y prosperidad duraderas para el país”, afirmó el presidente de la organización, Dan Stein.

Le recomendamos:

“El presidente Biden debe proteger los empleos estadounidenses y no capitular ante intereses especiales que impulsan políticas radicales que ponen a los estadounidenses en último lugar”, agregó Stein, según informó NPR.

Con el proyecto de ley propuesto, Biden no sólo pavimentará el camino para que 11 millones de inmigrantes ilegales obtengan la ciudadanía, sino que también buscaría ampliar el programa de reasignación de refugiados y espera implementar nueva tecnología aún no especificada en la frontera sur de Estados Unidos y México, de acuerdo con Daily Caller.

También se estaría considerando establecer protecciones adicionales para los Dreamers e implementar reformas en la regla de carga pública con el ánimo de que el gobierno federal amplíe los beneficios de asistencia para los inmigrantes sin tener en consideración el mérito del solicitante de asilo, un requisito que la administración Trump promovió para quienes estaban interesados en ingresar a EE. UU.

Para asegurar la implementación de las nuevas reformas migratorias, el gobierno de Biden busca dividir el proyecto de ley en piezas separadas para aumentar su capacidad de supervivencia en el Congreso.

En ese caso, los legisladores aprobarían primero proyectos de leyes para legalizar inmediatamente a los trabajadores agrícolas y a los Dreamers, de acuerdo a lo informado por NBC News.

El proyecto de ley espera ser dirigido por el senador demócrata de Nueva Jersey, Robert Menéndez en el Senado y la representante por California Linda Sánchez lo impulsará en la Cámara de Representantes.

César Munera – BLes.com