Guido Bellido renunció como primer ministro, por ende, un nuevo gabinete será juramentado. Los últimos días varias polémicas rodearon al funcionario cercano al fundador de Perú Libre

El Consejo de Ministros (PCM) de Pedro Castillo ya no estará presidido por Guido Bellido, quien envió una carta al presidente peruano informándole su renuncia. Con el anuncio, también se juramentará un nuevo gabinete, que podría ratificar o no a algunos ministros que están desde julio pasado. Es decir, Bellido renunció a tan solo 71 días de haber asumido el cargo.

Durante las últimas semanas varias polémicas rodearon al ahora exprimer ministro. Una de ellas, fue la filtración de chats de Whatsapp donde Bellido y Vladimir Cerrón, fundador de Perú Libre, presionaron a la bancada del partido para exigir la renuncia del canciller Óscar Maúrtua. El portal Epicentro TV mostró los mensajes del grupo, integrado también por Castillo.

Otra fue la orden de alejamiento emitida por la justicia peruana luego de insultar a la congresista opositora Patricia Chirinos. Durante una reunión de la mesa directiva del Parlamento, Bellido la increpó con frases como «ahora solo falta que te violen».

Sin embargo, son solo dos casos de los muchos que rodean al exprimer ministro, como la investigación por apología al terrorismo tras defender en un canal de televisión las acciones de Sendero Luminoso. Recientemente el entonces funcionario intercedió por Iber Maraví, ministro de Trabajo, cuando fue interpelado por el Congreso por presuntos vínculos con el mismo grupo terrorista en los años 80.

Pero la decisión deja entrever mucho más. Supuestamente el reemplazo sería Mirtha Vásquez, política «de izquierda moderada» por el partido de Frente Amplio. Fue presidente del Congreso entre en el período 2020-2021. Según el portal peruano Gestión, trascendió que habrá cambios en los titulares de los ministerios de Trabajo, Cultura, Interior y de Energía y Minas. ¿Se avecina entonces un distanciamiento público de Castillo del radicalismo de Perú Libre? El mandatario izquierdista ratificó la renuncia y agradeció a Bellido «por sus servicios prestados».

Profundas divisiones en Perú Libre

Las pugnas internas dentro de Perú Libre se dejaron entrever varias veces. Por ejemplo, con las expropiaciones. El radicalismo del partido, dirigido por Vladimir Cerrón respaldó hace poco la postura de Bellido para ir contra las empresas privadas. En paralelo el propio Cerrón pone en duda las capacidades de Castillo para pactar.

A finales de septiembre el Gabinete de Castillo ya estaba dividido. Entre los fieles a Bellido figuraron el ministro de Energía y Minas, Iván Merino; de Ambiente, Rubén Ramírez, y de Defensa, Walter Ayala. En el bando opuesto figuraban Pedro Francke de Economía; Hernando Cevallos, de Salud; Aníbal Torres, de Justicia; Óscar Maúrtua, de Exteriores, y Dina Boluarte, de la cartera de Desarrollo.

En su pronunciamiento por la renuncia de Bellido, el presidente Pedro Castillo trató de mostrarse moderado. Y es que el extremismo de su línea política lo llevó a recibir críticas desde que era candidato. «El compromiso del Perú con la inversión privada, remarcando la necesidad de que esta opere sin corrupción, con responsabilidad social, priorizando la diversificación productiva nacional», dijo en su reciente pronunciamiento. Cabe destacar que Bellido presentó su renuncia a pedido del mandatario.

Bellido dijo que no iba a renunciar

Las próximas horas demostrarán hacia dónde quiere Castillo dirigir su gobierno aunque no existan demasiadas esperanzas. El mandatario izquierdista se reunió con el dictador venezolano Nicolás Maduro durante la sexta cumbre de jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Precisamente este episodio fue lo que trajo problemas para el canciller Óscar Maúrtua.

Bellido y Cerrón exigieron su salida del cargo porque este informó al Parlamento que la cita de Castillo con Maduro fue “espontánea” y que “no estaba prevista”. Algo que no gustó dentro de Perú libre. El entonces primer ministro escribió en el chat del partido lo siguiente: “Es lamentable que nuestro canciller no haya respondido objetivamente. Con tal sentido, señor vocero, sugiero un pronunciamiento como bancada”.

Guido Bellido quería mostrarse firme. Inclusive el pasado 30 de septiembre, hace solo seis días, aseveró que «de ninguna manera» renunciaría a su cargo. Pero solo fueron palabras. Hoy Perú atraviesa cambios en el gabinete que determinarán la relación de Castillo con el partido de izquierda que lo llevó al poder.

Oriana Rivas – Panam Post

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.