Redacción BLes – Unas horas después del anuncio de la representante Nancy Pelosi (demócrata – California) el jueves en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes donde informó que había méritos suficientes para proseguir con el juicio político al presidente Donald Trump, la presidenta de la Cámara de Representantes fue noticia nuevamente al arremeter contra un periodista por preguntarle sobre los procedimientos de destitución.

El hecho ocurrió en un evento televisado de la CNN cuando el periodista Jake Tapper le preguntó: “¿Estaría dispuesta a testificar si eso significara que personas como Mick Mulvaney, el jefe de personal en funciones, o John Bolton, el ex asesor de seguridad nacional, también podrían testificar? Si hay algún tipo de acuerdo, ¿estaría dispuesta a hacerlo?“, preguntó el presentador de la cadena CNN, de acuerdo a lo recogido por el Daily Caller.

“¿Podemos no tener más preguntas sobre el juicio político?” respondió Pelosi, claramente ofuscada después de decir que esas personas deberían testificar -refiriéndose a Mulnavey y Bolton- porque se les ha pedido que lo hagan. Añadió que tal vez podría contarle a los espectadores “sobre España”.

Pero no es la primera vez que Pelosi se ofusca con un periodista, de hecho recientemente se la nota más nerviosa de lo habitual.

Ese mismo día más temprano se enfadó con el reportero James Rosen durante la conferencia de prensa cuando este le preguntó si odia al presidente Trump. 

Entonces Pelosi marchó hacia Rosen con su dedo apuntando hacia él. “No odio a nadie. Me crié en una casa católica y no odiamos a nadie, ni a nadie en el mundo. Así que no me acuses“, expresó enojada.

No te metas conmigo cuando se trata de palabras como esa“, añadió más tarde.

Pelosi afirmó el jueves en la conferencia de prensa que el presidente Trump abusó de su poder para su propio beneficio político personal a expensas de la seguridad nacional al retener la ayuda militar a cambio de una investigación sobre su rival político.

Esa es la acusación de los demócratas para justificar el juicio político y la posible destitución.

Sin embargo, lo más importante, como declaró el miércoles el profesor de derecho Jonathan Turley, es que no han demostrado -durante todo el proceso- que la intención del presidente fuera corrupta, en lugar de un esfuerzo sincero para llegar al fondo de los escándalos -del exvicepresidente Joe Biden y otros demócratas en relación a Ucrania- que él cree que habían sido encubiertos. 

De ninguna manera los demócratas han podido demostrar que el presidente haya abusado de sus poderes. Quizás esto y la falta de apoyo dentro de su mismo partido y de sus mismos votantes, es lo que tiene tan nerviosa a la representante Pelosi.

[SÚMATE A NUESTRO GRUPO “HISPANOS POR TRUMP” Y DÉJANOS TU OPINIÓN]

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds