La ciudad de Huntington Beach informó este domingo en un comunicado que unos 126,000 galones (98,420 litros) de petróleo se derramaron en las aguas del condado de Orange, California, lo que afectó a playas populares y mató a la vida silvestre.

“El derrame ha afectado significativamente a Huntington Beach, con impactos ecológicos sustanciales ocurriendo en la playa y en Huntington Beach Wetlands”, dijo el comunicado.

La Guardia Costera de los Estados Unidos lideró una serie de cuadrillas para desplegar skimmers y barreras flotantes para tratar de detener una mayor incursión en los humedales y la Reserva Ecológica Bolsa Chica.

La línea costera se cerró desde el muelle de Huntington Beach casi 4 millas (6,4 kilómetros) al sur hasta el embarcadero del río Santa Ana.

Huntington Beach, una ciudad de California de aproximadamente 199,000 residentes a unas 30 millas (48 kilómetros) al sur del centro de Los Ángeles, se vio en la necesidad de cancelar el último día del Pacific Air Show anual que generalmente atrae a miles de espectadores.

El medio The Angeles Times informó que se cree que la marea negra se originó a partir de una fuga en un oleoducto.

El comunicado de Huntington Beach el domingo temprano dijo que “aunque la fuga no se ha detenido por completo, se han completado parches preliminares para reparar el sitio del derrame de petróleo”, con reparaciones adicionales previstas.

Erika Hernandez – Miami Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.