SANTIAGO DE CHILE — El presidente Sebastián Piñera admitió el miércoles que Chile no cuenta con policías suficientes para mantener el orden en un país remecido desde hace 41 días por incesantes protestas.

Piñera aludió al tema tras una jornada de actos vandálicos en distintos puntos del país que incluyeron el saqueo e incendio de un hotel con pasajeros y empleados en el norte, ataques a tiendas y cortes de rutas.

Dijo que “la delincuencia organizada le está causando un grave daño al país” y que desde el estallido social del 18 de octubre la “ola de violencia” ha dejado 2.210 policías heridos, 188 cuarteles y 971 vehículos atacados.

“Hoy día nuestros policías no cuentan con la dotación suficiente para cumplir con su misión”, admitió.

Miles de comercios, grandes y pequeños, han sido saqueados, muchos de ellos sin que la policía alcance a llegar al lugar para impedirlo.

“Estamos muy conscientes de que enfrentan grandes problemas para cumplir con eficacia” las tareas de seguridad, añadió.

Piñera urgió al Congreso para que despache proyectos de ley que establecen penas para los encapuchados, saqueadores y quienes levanten barricadas, y otro que firmó la víspera que autoriza a los militares a que protejan infraestructura pública como hospitales, el subterráneo, establecimientos sanitarios y eléctricos, para relevar a los policías que actualmente las vigilan.

La policía chilena ha debido defender su postura ante organizaciones internacionales por la fuerte represión de las protestas que han dejado más de 2.500 lesionados, incluidas cerca de 300 personas con severos traumas oculares.

En medio del caos y las protestas el dólar sigue su racha alcista. De 709 pesos hace 41 días, el miércoles escalaba a 819 dólares.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

Ad will display in 09 seconds