Imágenes satelitales muestran el tanquero Esperanza saliendo de la refinería Cardón, en el estado Falcón, rumbo al puerto cubano de Matanzas, donde se estima que llegue este 29 de julio

No importa que Venezuela esté en crisis y golpeada por una escasa producción petrolera que no garantiza el abastecimiento local ni ingresos suficientes a la nación como consecuencia del robo histórico del chavismo. Para Nicolás Maduro lo importante es seguir enviando petróleo a Cuba para sostener la dictadura castrocomunista, tal como hizo su mentor Hugo Chávez.

Imágenes satelitales muestran el tanquero Esperanza, propiedad del régimen cubano, saliendo de la refinería Cardón, en el estado Falcón, con petróleo venezolano rumbo a Cuba. El ingeniero venezolano en Química y Petróleo, Armand Delon, difundió el trayecto de dicho barco.

No es un secreto que estos envíos siguen ocurriendo. A finales de marzo, Iván Freites, dirigente sindical de Petróleos de Venezuela (PDVSA), aseguró que los envío de diésel a Cuba le cuestan a la nación unos 10 millones de dólares diarios.

«La petrolera estatal venezolana PDVSA envía unos cuatro a cinco tanqueros mensuales con crudo o combustibles a las compañías militares Cubametales/Cupet», añadió el ingeniero en su publicación.

El salvavidas del régimen cubano

Se estima que cuando el barril cotizaba por encima de los 100 dólares, el suministro petrolero de Caracas a La Habana era equivalente a 4000 millones de dólares anuales. Representaba 60 % de las necesidades energéticas de Cuba y 20 % del PIB, según precisa el portal Al Navío.

Era el año 2018, cuando Maduro seguía enviando alrededor de 45000 barriles diarios de crudo a pesar que la escasez que ya padecían los venezolanos en el país con las mayores reservas de petróleo del mundo. Dicho portal agregó que ese año PDVSA compró a crédito 440 millones de dólares en crudo a Rusia para enviarlo directamente a Cuba sin pasar por Venezuela. «PDVSA se siguió endeudando con firmas chinas, rusas y suizas para sostener el suministro a la isla. Deudas que Venezuela nunca le cobraría a Cuba».

Se espera que el buque Esperanza llegue al puerto de Matanzas el próximo 29 de julio, según los cálculos del especialista petrolero.

Ligero repunte en la producción

La producción de crudo en junio fue de 633.000 barriles diarios, según cálculos del régimen chavista entregados a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Esto significa un incremento de 43,5 % respecto al nivel reportado al cierre de 2020, indicó Petroguía.

También le recomendamos: “Ciberpandemia”: Los planes perversos que tienen en mente los globalistas del Foro Económico Mundial (Video)

Ad will display in 09 seconds

Nicolás Maduro está lejos de la meta de 1,5 millones de barriles diarios que prometió a inicios de año. Se desconoce si el ligero repunte beneficiará a los venezolanos que padecen largas colas para cargar gasolina, muchas veces importada de Irán. El promedio de producción durante el primer semestre de 2021 estuvo por el orden de 544.500 barriles diarios, añade el portal. Nivel que está 21,5 % por encima de la media registrada en el mismo período del año pasado.

Cuba entró en recesión en el año 2016 justo cuando la producción venezolana empeoró. De 115.000 barriles diarios en 2008, los envíos pasaron a 55000 en el segundo semestre de 2016, según la compañía suiza de monitoreo y análisis Petro-Logistics.

Entre abril y mayo de 2021 La Habana tuvo un respiro al registrarse un aumento en los envíos de crudo y fuel oil a la isla de 54000 a 67000 barriles diarios, de acuerdo con el portal Petroguía. Sin embargo, en junio retrocedió para caer a 35300 barriles diarios, según los datos recabados por Reuters.

Oriana Rivas – Panampost.com