En entrevista el almirante Jorge Montoya se refirió a la liberación de 72 rehenes secuestrados en la casa del embajador de Japón en Perú, por parte de 14 terroristas del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru hace 24 años

El 22 de abril se conmemoran 24 años desde la liberación de 72 rehenes secuestrados en la casa del embajador de Japón en Perú, por parte de 14 terroristas del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru. Un movimiento se declaraba comunista y guevarista (inspirado en el Che Guevara).

Luego de 126 días de tensión, fue necesaria la intervención de 142 comandos de las Fuerzas Armadas para poner fin a este secuestro.

La operación se denominó Chavín de Huántar, debido a la composición del camino que tuvieron que recorrer los comandos hasta llegar a la residencia, que estuvo conformado de túneles y recovecos muy similares a los que cuentan las ruinas ancestrales del mismo nombre, ubicadas al norte de la ciudad de Lima

Esta estrategia fue considerada una de las operaciones militares de rescate de rehenes más exitosa de la historia. En total, a raíz de los enfrentamientos armados destinados a liberar a los secuestrados, murieron dos comandos, un rehén y los 14 secuestradores.

La madre del entonces presidente Alberto Fujimori estaba entre los secuestrados. Fue una de las primeras liberadas, sin que los secuestradores sepan su identidad. Ahora su nieta Keiko es una de los dos candidatos que pasó a la segunda vuelta electoral presidencial.

Le recomendamos:

Y ya le dejó claro a Evo Morales, quien llegó al poder en Bolivia con el Movimiento al Socialismo que su ideología, que es la misma que la de los terroristas abatidos 24 años atrás, no es compatible con los valores de los peruanos.

Morales apoyó públicamente al rival de Keiko, Pedro Castillo, quien ve a Evo y Rafael Correa como sus ejemplos a seguir.

Vísperas de las elecciones de la primera vuelta electoral reapareció el grupo terrorista Sendero Luminoso que mató a una familia por delatarlo ante las fuerzas del orden.

En entrevista con PanAm Postel almirante Jorge Montoya, quien fue candidato a la vicepresidencia de Perú como binomio de Rafael López Aliaga, reprocha que la noticia no fue visibilizada por varias ONG que presuntamente se dedican a los Derechos Humanos.

Además, agregó que dichas organizaciones ponen más empeño en sembrar el odio hacia el expresidente Fujimori que a visibilizar los atropellos de las agrupaciones terroristas que desestabilizaron su gobierno.

Aunque aclara que la solución al terrorismo fue militar, no política. Pues fueron las Fuerzas Armadas quienes los aniquilaron.

Por cómo funciona el sistema electoral peruano, aunque la dupla de Renovación Popular no ganó, quien fue el candidato a vicepresidente ahora será legislador.

Junto a sus colegas congresistas y en compañía de López Aliaga recorrerán en caravana el interior del Perú advirtiendo los riesgos de un gobierno comunista, en este caso de la mano de Pedro Castillo, a quien López Aliaga ha declarado su enemigo a muerte.

Resulta insólito para personas como Montoya que aspire a la presidencia un candidato que represente las ideas que fueron combatidas por la fuerza, en concreto se habla de Pedro Castillo.

Asegura que será enfrentado y combatido por la vía democrática hasta donde es posible y por la militar, si es necesario.

Mamela Fiallo Flor – Panampost.com