La Fiscalía anticorrupción ordenó la detención preliminar de dos sobrinos del presidente de Perú, Pedro Castillo, por presuntas irregularidades en la licitación del Puente Tarata.

El presidente izquierdista de Perú, Pedro Castillo, está en problemas y son serios. La Fiscalía anticorrupción ordenó la detención preliminar de su exsecretario general, Bruno Pacheco, y sus sobrinos Fray Vásquez Castillo y Gian Marco Castillo, junto al empresario Zamir Villaverde, por presuntas irregularidades en la licitación del Puente Tarata que se construiría sobre el río Huallaga, en la región San Martín por 62 millones de dólares.

La disposición ocurre en la víspera del debate en el Congreso para su destitución. La medida judicial emana después que la empresaria y lobista Karelim López revelara en su condición de colaboradora eficaz —para evitar un proceso en su contra por tráfico de influencia— que el contrato infringió la Ley de Contrataciones del Estado.

Los sobrinos de Castillo están prófugos. Ambos abandonaron sus viviendas del Callao y San Juan de Lurigancho mientras que Pacheco tampoco ha podido ser localizado para su aprehensión informa Diario Correo. 

El único tras las rejas ya es Zamir Villaverde, quien fue detenido en el distrito de la Molina. Otro de los detenidos es George Pasapera Adrianzen, dueño de la empresa Termirex que ganó en consorcio la construcción del puente Tarata, cuyo proyecto establece una estructura de doble vía, con una longitud de 510 metros y, que terminado, permitirá el traslado de 32 mil residentes del distrito de Pajarillo en menor tiempo hacia Juanjuí.

López, representaba a Termirex y acudía a la casa del pasaje Sarratea, en Breña, inmueble que Castillo también frecuentó sin notificar a la Contraloría. Según sus declaraciones “hay una mafia en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, conformada por el presidente».

Como Maduro

Castillo está a punto de renovar con el caso de sus sobrinos el episodio de los dos descendientes de Nicolás Maduro – Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campo Flores- quienes están presos en Estados Unidos por enviar 800 kilogramos de cocaína a Honduras.

Ambos fueron arrestados en Haití a finales de 2015 y llevados a Estados Unidos en el marco de una operación de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por su sigla en inglés), donde permanecen presos desde entonces. Los dos jóvenes, de 31 y 32 años, fueron declarados culpables por un jurado en noviembre de 2016.

La tercera vicepresidenta del Congreso, Patricia Chirinos, asegura en Twitter que “con el ex secretario, Bruno Pacheco, se desata el hilo de la madeja del gobierno de corrupción que encabeza Castillo y su banda de sobrinos y amigotes, que le hacen los negocios” mientras “ sus cómplices en el Congreso lo blindan de la vacancia presidencial”. A Pacheco le decomisaron 20 000 dólares en el baño de su oficina.

Caos ejecutivo

En ocho meses, Castillo registra 46 ministros, cuatro gabinetes, cuatro primeros ministros, tres ministros de relaciones exteriores, dos ministros de finanzas y tres ministros de justicia. Ahora, con la investigación de la Fiscalía en contra de sus familiares y exmiembros de su administración, la destitución vuelve a debate en la plenaria.

El mandatario no asistirá. Según El Comercio, acreditó a un abogado para que lo representara en este segundo pedido de vacancia que se planteó “permanente incapacidad moral o física”.

De acuerdo con lo establecido en el artículo 89 del Reglamento del Parlamento, el presidente puede ejercer personalmente su derecho de defensa o ser asistido por un abogado hasta por una hora. No habrá más tiempo para José Félix Palomino argumentar en nombre del mandatario. Después, los diputados votarán y si hay 87 votos a favor se revocaría del cargo al maestro.

Al ser 130 congresistas, el Ejecutivo necesita 44 votos para salvarse de la vacancia. Perú Libre, Perú Democrático y Juntos Por el Perú, sus tres bancadas aliadas sólo suman 43 votos, significa que requerirá de uno de la oposición.

Es impredecible saber qué pasará cuando esta segunda moción presentada por las bancadas de Fuerza Popular, Renovación Popular, Avanza País, Somos Perú, Podemos Perú, Acción Popular y Alianza Para el Progreso reúne hasta ahora 76 votos. A su petición le faltarían 11 votos para proceder. El juego parece trancado y un paro de camioneros lo complica aún más. Los accesos a Arequipa, Piuca, Chancay, Cusco y Junín, arden mientras Castillo intenta apagar las llamas de su contra en el hemiciclo.

Por Gabriela Moreno – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.